Oposiciones al diván

El pulso del momento político lo está dando la dificultad pasmosa de la oposición para pensarse a sí misma, para estructurar un discurso de devolución a las urnas de las PASO. No es fácil, porque han entrado en silencio reflexivo sus usinas de alimentación política, los editorialistas y medios masivos.

Seamos optimistas, puede ser que estemos frente a un proceso sui generis de “sustitución de importaciones”, y los políticos opositores no les quede más remedio que fabricar sus propias ideas y estrategias.

Una primera, muy hija de la derrota -pero coherente- es la redefinición de octubre como una elección “legislativa”.  No está mal, y si bien tiene algo de mal jugador agitar una potencial hegemonía en Diputados que no puede ser tal (salvo que el kirchnerismo saque a nivel nacional el mismo porcentaje que en Santiago del Estero) tiene su productividad electoral. O sea, jugar con la idea de “Cristina ya ganó”, si bien por un lado vuelve un poco superfluo los esfuerzos de los candidatos presidenciales opositores, puede hacer que algunos potenciales votantes del oficialismo jueguen a la Gran República y voten por el equilibrio, la concertación y el debate parlamentario. Puede ser. Una virtud que tiene esta estrategia es que, oh sorpresa, parece dictada por la necesidad de supervivencia de las estructuras políticas, antes que por los intereses de la corporación mediática. El todo o nada, el “júntense como sea”, no respondía a la necesidad o convicción de ninguna fuerza opositora, sino a la desesperación corporativa por sacar al kirchnerismo del sillón presidencial. El resto (o sea, el cómo, el quién, y la gobernabilidad futura) era una cuestión secundaria. Así, el nuevo gradualismo opositor parece más cercano a lo que debería ser el juego político de una democracia liberal: partidos disputando espacios de poder institucional.

Se trata, como mucho, de una estrategia para dos meses, y tiene el costo adicional de sacrificar a los actuales candidatos a presidente, de cara a los liderazgos para el 2015. Habría como cierta “carriorización” de Alfonsín y Duhalde, limitados a secundar a sus listas de diputados, senadores y gobernadores, a costa de eclipsar su propio protagonismo, tal de forma definitiva.

¿Quién está pensando, en serio, en el 2015? Nuestro enemigo favorito, Macri, al que le poníamos las fichas para este 2011, pero nos dejó con las ganas. Con el doble manto del 67% de votos y el apoyo mediático se puede dar el lujo de irse a un crucero sin que nadie se espante.

Pero esa tilinguería no se traslada al discurso y reacciones de sus laderos, al contrario. La nota de Esteban Bullrich,  en Página 12 es sencillamente perfecta. Como también lo fueron las declaraciones de otros macristas como Cristian Ritondo o…De Narváez, circunstancialmente preso de un error de cálculo electoral que lo mantiene (por poco tiempo) lejos de sus socios políticos ideológicamente más cercanos.

¿Cuál es el mérito? ¿Cuál es la diferencia con las otras oposiciones? Que piensan al país desde la experiencia kirchnerista. Elemental, pero difícil de encontrar en los toldos radicales, progresistas o duhaldistas. En todos ellos está latente la idea de error histórico, de accidente contra natura del kirchnerismo, y por lo tanto la futilidad por comprenderlo, por darle entidad a sus políticas públicas, a su recorrido económico.

Por eso Esteban Bullrich publica en Página 12, por eso juega con la columna de Páez. Porque sabe que la tiene que pelear desde el terreno de los otros (o sea, del nuestro) para poder transformarse en opción. Porque el kirchnerismo, mal o bien, existió durante 8 años y muy probablemente lo haga durante doce. Porque la explicación más sencilla y más real es que su validación plebiscitaria hunde sus razones en políticas económicas y sociales y no en hegemonías culturales oscurantistas o goebeblianas, ni en destrozos institucionales más imaginarios que concretos. Si Durán Barba tuvo la intuición del apostador que sabe que tenía las de perder en esta vuelta, las segundas líneas macristas empiezan a desplegar un discurso pos kirchnerismo que sabe que no puede hacerse desde la negación del segundo término del concepto, sino que debe encontrar una forma de incorporarlo, al menos parcialmente, para neutralizarlo.

De Narváez se dio cuenta de eso mismo y también direccionó ahí las nuevas palabras: “estoy de acuerdo con muchas cosas de este gobierno”, reza ahora donde puede.

Por el contrario, los otros dos pequeños opositores emprendieron una campaña desde el enojo: el duhaldismo denunciando al kirchnerismo como una infiltración de la verdadera doctrina justicialista, el alfonsinismo esclareciendo a la población que el gobierno no es, en verdad, progresista. Ambas son batallas perdidas, la experiencia kirchnerista se estructuró sobre esas dos identidades y el conjunto de fuerzas sociales, culturales y económicas  de la Argentina lo reconocen en uno o en ambos universos de representación.

Por eso parece lógico que una respuesta más efectiva venga desde un campo conceptual distinto, que no le dispute  al kirchnerismo lo que esté ya ganó, tal vez de forma definitiva. El macrismo y sus adhesiones posibles, cosechan mejores resultados en el terreno de la desideologización y la despolitización, reconociéndose posible sólo como capítulo posterior de estos años de lucha en el barro. Sin negar lo que representa el kirchnerismo, simplemente diciendo: “¿ok, ya estamos no?” Ahí también está la debilidad de los globos amarillos: les queda una espera paciente hasta que la sociedad responda que sí, que ya está bien, que venga la administración sin política.

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo General

11 Respuestas a “Oposiciones al diván

  1. JP

    Como de costumbre nunca me voy de tu blog con las manos vacías, Fede. Realmente muy buen análisis el que hacés del cambio de discurso de un sector de la oposición. Creo que el primero en darse cuenta de que al kirchnerismo solo se le puede ganar haciendo lo que hizo el kirchnerismo : preservando y tratando de aumentar el mercado interno, generando redes de contención para los sectores más vulnerables, etc, es (como lo llama el gran Manolo) “Hermes the Winner”. Por eso el sector del socialismo que responde a Hermes evitó confrontar todo el tiempo con nosotros los K y por eso hasta hizo que sus legisladores votaran a favor de la ley de medios (por poner un ejemplo).
    Esto lo han empezado a ver ,a la fuerza, (porque como bien sabemos los peronistas, la única verdad es la realidad), los opositores más lúcidos.
    A nosotros, la militancia, pero también a la dirigencia, nos corresponde la tarea de hacerle comprender a los sectores que nos han acompañado con su voto (y de ser posible también a los que no lo han hecho hasta ahora), que todo lo bueno conseguido durante estos 8 años de kirchnerismo se hizo haciendo política, trabajando todos los días y construyendo poder popular, y no regalando globos de colores en las calles.

    • Guillermo

      La visión que tienen los compañeros porteños de Hermes Binner es fruto de alguna visita fugaz a la ciudad de Rosario particularmente a la zona ribereña. Binner es tan progresista como mentiroso diciendo que hace lo que no hace. Si hablamos de pluralismo pueden preguntarle a los correligionarios radicales cual es el trato que tienen con aquellos que le posibilitan el triunfo en la pcia de Santa Fe. Si hablamos de obras pueden preguntarle a los obreros del puerto que quieren desalojar para hacer el “Puerto de la Música” sin ofrecerle ninguna seguridad de mantener sus puestos de trabajo. Si hablamos de no corrupción para ello hay dirigirse al negocio de tierras en la ciudad de Rosario y sus construcciones faraónicas. Por lo tanto no confíen en aquellos socialistas que están contra la primarización de la economía en sus programas pero que en la práctica no se han anim,ado ni siquiera a aumentar el impuesto inmobiliario a los propietarios rurales. G uillermo

      • Leandro

        Y ni que hablar de su marcado elitismo: todo el tiempo arreglando y “poniendo en valor”, como les gusta decir, las zonas centricas de las ciudades grandes, pero eso si, no te hacen una puta obra de cordon cuneta fuera del casco centrico ni bajo amenaza de invasión de la OTAN…

  2. Politico Aficionado

    Clarísima su tesis: para derrotarnos tienen que mostrar que van a ser mejores dispensadores de justicia social y progreso.

  3. JP

    Guillermo, yo no dije que Binner haga kirchnerismo en su pcia. Lo que yo dije es que los opositores que quieran crecer, van a tener que venderse como la opción superadora del kirchnersmo (esto es, como dijo político aficionado, como mejores distribuidores del ingreso y generadores de riqueza). También dije que Binner fué de los primeros en entender eso porque ,de entre los opositores, es el que menos virulento se ha mostrado hasta ahora con el oficialismo y el que tiene para exhibir ejemplos en ese sentido (como la ayuda que su bloque nos proporcionó en la sanción de la ley de medios). No pretendo hacerle publicidad a Binner, solo trato de ver como se posicionarán, desde el discurso, distintos sectores de la oposición para aumentar su base de sustentación a nivel nacional.

    Saludos,
    JP

  4. Me parece que en la nueva estrategia, “legislativizar” las elecciones, también toma parte el dispositivo mediático que tanto mal le hizo a las distintas oposiciones subordinándolos a su propia agenda. Es control de daños y la idea de que, si no pueden eyectar a Cristina, por lo menos atarle un poco las manos desde el legislativo. Mantener la situación de casi “empate catastrófico” emanado de junio de 2009. Es una visión corta y no creo que vaya a resultar muy efectiva. Pero, ¿qué otra tienen?

    Saludos.

  5. horca

    Es cierto que la única táctica de la oposición es concentrarse en lo legislativo y relegar lo ejeuctivo. Pero el escenario de “ponerle palos en la ruedo desde el Congreso” me parece absolutamente irrepetible. Y no sólo por la cuestión numérica. La dirigencia opositora pudo entorpecer el trabajo legislativo a partir de 2009 precisamente porque su legitimidad provenía de una elección desfavorable al oficialismo, en el peor momento en términos de imagen. El justificativo para las maniobras parlamentarias extremistas lo proveía el clima de parte de la opinión y los medios: los Kirchner ya se van.

    El Congreso de 2011 será hijo “politico” de un triunfo que al parecer tendrá magnitudes históricas. Por más que las bancas oficialistas no crezcan por el lado del número, crecerán por el lado de la fortaleza política. Lo que no corre más es precisamente la instancia del “empate catastrófico”: no hay ánimo social ni periodístico de reeditar esas sesiones a todo o nada. Terminó la época de la 125 y terminó con un triunfo del kirchnerismo. Las confusas declaraciones de la dirigencia rural así lo testimonian. Por lo tanto, no veo cómo podría un dirigente opositor comportarse en el estilo “alianza antifascista” de los últimos dos años y cosechar el más mínimo respeto.

  6. Es poco probable, pero no imposible…los reacomodos, ante cualquier cambio en el viento son casi automáticos.
    Ahora, el punto es que los poderes reales están bastante preocupados con los posibles resultados de octubre y no sólo por el FPV.
    Ayer en la Nación (no encuentro el link a la nota) se comentaba el “temor empresarial” de una cámara de diputados donde a la primera minoría k se le sumaría una buena cosecha de diputados del FAP que, más allá de su anti kirchnerismo, dificilmente voten en contra de, por ejemplo, el proyecto de reparto de las ganancias….

  7. JP

    El tema va a ser cómo lograr ,de la forma más efectiva posible, desde el FPV (tanto militancia como dirigencia), que Don Hermes y sus adeptos no sucumban a los cantos de sirenas de los gorilopolios y, por el contrario, se avengan a aprobar en el Congreso las leyes que busquen el bien común (o sea que voten con nosotros las leyes que pueden tener un rol primordial para conseguir el desarrollo con justicia social en la Argentina de los años venideros). Lo veo complicado (para los gorilopolios), porque a pesar de las declaraciones de Binner diciendo que, por ej, el socialismo quiere que la ley de medios se modifique, no veo mucho plafond social como para que se repita el mamarracho de una dirigencia opositora manejada a control remoto por los holdings de desinformación masiva y otros sectores del establishment.
    Así que, me parece que Hermes no va a tener mucho margen para jugar a ser una oposición feroz y golpista como la que vimos desde el 2009 hasta esta parte (eso si quiere crecer y no terminar como Elisa Corrió y otros energúmenos, por supuesto).

    Saludos,
    JP

  8. ¡Yo voto por la Gran Republica! Todo muy lindo, pero recuerdo a mi querida Cristina decir que este gobierno se inclinaba por los trabajadores. Este fin de semana me demostro estar un 7% mas cerca de la UIA, y un 16% (menos aumentos, que todavia no lei, en las asignaciones familiares) mas lejos de mi y de todos los trabajadores. ¿Las primarias le dieron la seguridad suficiente para alejarse de nosotros por casi el doble de nuestras pretenciones? Por otro lado esto de cuidar el mercado interno le permite a los empresarios (al volvernos los mas proteccionistas) de poner casi a dedo los precios, ya que no tienen tanta competencia con productos importados, sumado a los comerciantes, avidos negociantes, que pretenden ganar mas del 40% por lo que revenden. Por lo que creo que tenemos el derecho de quitarle mas del 25% a las empresas. En mi caso, a mi patron, que me tiene hace mas de 3 años en negro y puedo reclamarle porque no va a tomarse el trabajo de enseñarle a otro el oficio, generandole perdida de tiempo y de dinero. Pero hago mi autocritica, soy un boludo, pero tambien necesito trabajar 6 horas, que me dejan tiempo para estudiar, recibirme, y ser la puta mas cara del sistema. En cuanto a “los hombres siempre piden mas”. Si Cristina siempre pido mas porque soy yo el que le produce la fortuna a mis jefes. Soy yo el que ve como ellos cambian el auto cada 6 meses, mientras a mi no me queda ni para la bicicleta con motor. Espero confundirme gente y estar en estado de pelotudo. Pero mi voto busca un desequilibrio hacia un lado que me demuestre cuan a la izquierda esta el Frente para la Victoria.Cristina presidenta, y senadores y diputados del Frente de Izquierda. Valoro y no menosprecio las conquistas hasta el momento de este movimiento nacional y popular pero como se mirar los logros que benefician a los demas, no puedo mirar para otro lado en algo que me toca directamente. . Me fui al carajo no tiene nada que ver con lo que escribio Fede. Perdon. Espero estar equivocado.

  9. Ariel Pasini

    Si la oposición leyera este blog tal vez encontraría alguna respuesta posible a su debacle. Pero creo que prevalecerá la ceguera, y el error, lejos de corregirse, se profundizará. La ceguera y la estrechez le están ganando a la racionalidad y la reflexión crítica. De lo contrario no se entiende la cantinela sobre las presuntas irregularidades y el “fraude” en la elección del 14. Ese discurso les está restando muchos votos, alejándolos además de la posibilidad de pensar y proyectar algo hacia adelante. Macri parece entender que este tiempo es de Cristina, pero no creo que llegue tan lejos en la comprensión de la necesidad de pensar la política argentina a partir de un dato de la realidad que es definitivo e inconmovible: la impronta K de estos últimos años.
    Hacer política en nuestro país desdeñando el cambio de estos últimos años es inconducente. Que lo diga Duhalde, quien se resiste a mirar al kirchnerismo más que como un “error en la matrix”. O el radicalismo, que perdió una formidable oportunidad de recuperar la mística paridaria y de posicionarse como alternativa (lejos, pero alternativa al fin). ´Construyó una alianza electoral con De Narváez y González Fraga más propicia para enfrentar al menemismo que al peronismo del Siglo XXI. El resultado fue demoledor, y lo será aún más el 23 de octubre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s