Empezamos a sacar los votos de los sobres. 6, 7 y 8 votos seguidos para el PRO, lista completa. A los 15 minutos estaba claro que había una tendencia a la paliza que no se remontaba más. Ahí, inevitablemente, empezó a funcionar el razonamiento del “diario de lunes”. ¿Qué pasó? ¿No era que se peleaba la Capital? Había un comienzo de respuesta en las miradas compasivas del presidente de mesa y de la fiscal de PRO. El primero, un tipo de cuarenta y algo, profesional, con la vocación cívica y el interés político suficiente para presentarse puntal un domingo de invierno a las 7 de la mañana sabiendo que iba a terminar a las 9 de la noche. La fiscal de PRO, una jubilada que fue convencida por amigas, “y porque siempre me gusta hacer cosas nuevas”. Cuando íbamos por el sobre 50, y mi cara reflejaba ya cierta desazón, los dos me consuelan.  “No te preocupes, por ahí se remonta”, me dice la jubilada y fiscal de Macri. Ahí entendí que era el único que asumía el escrutinio como el final de una apuesta política, de un compromiso, etc. La gente, las mayorías, se parecen mucho más al presidente de mesa y a la jubilada que a mí. Es algo que sabía, que sabemos. Es algo que vale la pena recordarlo, más cuando el mensaje viene de piñazo. Porque la campaña de Capital estuvo, desde el vamos, subsumida en el clima de “nueva hegemonía kirchnerista”. Una pastillita que nos fuimos comiendo de a poco, que si primero tuvo el capítulo heroico del aguante, de la demostración de fuerzas, de la militancia, después de un tiempo fue releído desde el otro lado. Eso fue Sarlo. Y desde ese momento nuestro discurso, nuestra práctica comunicacional (elementos importantes en una campaña electoral) fue menos efectiva. Empezamos a creer lo que se decía de nosotros, algo que nunca es bueno.  El país, pero mucho menos la Ciudad, no se hizo kirchnerista. Sí que una mayoría importante a nivel nacional volvió a sintonizar con muchas medidas que se fueron tomando en este tiempo, y que Cristina viene logrando una conexión personal con la gente como nunca antes en su mandato. No es poco. Tampoco te convierte en Gardel.

—-

El impacto fue la cantidad de votos para Macri. 47% es prácticamente un plebiscito. Esa realidad, tan contundente, es la incognita política a develar. Si nos enfrascamos en las lecturas previas que teníamos del macrismo, en el tipo de críticas a su gestión y a sus modos, a su “cultura”, corremos el riesgo de hacer antimenemismo trasnochado. Una vuelta del “Yo no lo voté”, ronda en el aire de la decepción pos dominguera y es el reflejo político más torpe que se pueda tener.

El probablemente masivo voto cruzado, Macri para jefe de gobierno y Cristina para presidente en octubre, muestra una complejidad electoral que debería ser antídoto suficiente para no reducir los resultados del domingo a limitaciones ideológicas o de clase. Aun después de tanto conflicto, de tanta cancha marcada, queda un sector importante de personas que vive todo con menos dramatismo.

En ese sentido, la “nacionalización” de la campaña fue rara. Por un lado, se exageró lo que siempre fue obvio: Filmus es el candidato del gobierno nacional. Remarcar eso, simbólicamente, puede tener sentido, pero una vez que Macri había desistido de pelear las elecciones de octubre no había mucho margen para que los votantes sintieran que en la Ciudad se jugaba el proyecto de país, y las cosas concretas que están unidos a eso (economía, empleo, políticas de estado, etc).

—-

Hubo también un problema de caracterización de la gestión macrista. Pensarla como “fracasada”, como “pésima”, cerró los caminos para ver una interpelación política que, a pesar de todo, siguió funcionando. Se dio como un hecho algo que todavía hace falta instalar. ¿Cuáles eran las grandes razones que tenía el votante medio para sacar a Macri? UCEP y Fino Palacios son nichos de mercado electoral extremadamente pequeños. La situación de las escuelas públicas, lejos de ser ideal, tampoco convierte en verdad la rimbombante “las escuelas se caen abajo”. Macri no tuvo un cromañón, ni una 125. Barrenó las olas. La gestión de Macri se parece a otras de la Ciudad: intenta joder lo menos posible, pasar desapercibida y espera que el reconocimiento venga con esos aires: livianos. El macrismo hace poco, pero pide poco. Lo contrario del kirchnerismo que se sustenta en una gestión incómoda, inquieta, que se cuelga objetivos de máxima, que rompe las bolas, pero que por eso mismo necesita construir una lealtad más fuerte entre sus seguidores. No necesita sólo votantes, necesita convencer, dar vuelta ideas, politizar en fin.

Ganó Macri, mucho más de lo que perdió Filmus. De este lado del mostrador se podrían haber hecho mejor las cosas, puede ser. También es cierto que por primera vez se estructuró una militancia masiva de jóvenes, y se adquirió cierta territorialidad de la mano de las elecciones para comuneros. Toda una dinámica política nueva, con futuro, que puede ir construyendo un modelo de ciudad que vaya más allá de las consignas mainstream de subtes y desarrollo del sur.

Quedan más de dos semanas de campaña. Ganar tal vez no se pueda, pero descontar sí. Y sería importante. Sería un buen control de daños de cara al escenario que viene. La campaña debería cobrar cierta “autonomía”: no de su pertenencia política, de su referencia nacional, pero sí con relación a la agenda de debate. Imponer temas locales, explicarlos. Buscar a los heridos de la gestión, ponerle una cara a lo que “no hizo el macrismo”.

Anuncios

41 comentarios

Archivado bajo General

41 Respuestas a “

  1. Muy bueno, pero me da la impresión que la vieja te estaba verdugueando, jajaja… efectivamente creo que una de las claves fue haber insistido con un relato de la ciudad “catastrofista” que no se condecía con la experiencia de la mayoría de los porteños, esa visión de Todo Negativo cuya inefectividad deberíamos haber aprendido de nuestros enemigos…

  2. JP

    Pienso muy parecido a vos. Hay que hablar de temas de la gestión ,sobre todo de aquellos a los que el macrismo no ha brindado una solución satisfactoria como :
    seguridad
    limpieza y recolección
    mejoramiento del transporte (subte sobre todo)
    educación y salud públicas
    También y yendo a lo que fué la campaña me parece que faltó más presencia nuestra en las calles. En cuanto a la comunicación, le tenemos que hablar a los que por ahora no nos han votado y no a los convencidos (como se hizo hasta ahora).
    Yo soy de los que piensan que hay que pelearla hasta el final (aunque se pierda), para no mostrar debilidad y para ejercitarnos en tratar de convencer a los que. por ahora, nos rechazan.
    Saludos.

  3. ezequielmeler

    Firmo al pie, Fede. Un abrazo,
    Ezequiel

  4. pepeakd

    Me hubiese gustado poder escribirlo así, muchas de las cosas que describis, son las que me pasaron a mi. Muy bueno tu análisis y comparto tu conclusión. Si no ganamos, por lo menos seguir construyendo a futuro. Que un cambio profundo no se logra en poco tiempo.

  5. Muy bueno, Federico, realmente. Una pequeña disgresión: no se (en verdad no lo se, no es retórica) si el mejor control de daños nos lleva a dar la pelea en ballotage o a guardar los cartuchos para las primarias.

  6. Muy bueno Fede, algo de eso me pasó a mí… incluso tuve algo menos en mi mesa, un 45%-28%… por Palermo. Todo tranquilo, muchas horas y la del PRO también tenía pinta de jubilada y era Fiscal General, solo nosotros, teníamos fiscales en todas las mesas. Podría asumir que confiaban plenamente en nuestra buena Fe.
    Lo cierto es que no solo nosotros creímos que podíamos estar a 6,7,8 puntos de Macri. También varias consultoras, que todas auguraban entre un 6 y un 10. Y le pifiaron. ¿Por qué? Eso me pregunto. ¿Eso a caso no nos llevó a tenernos cierta confianza…?
    Estoy de acuerdo, hay que continuar, hay que repatriar votos, hay que entender la coyuntura del territorio, aprender y cambiar algunas cosas.
    Pero qué es lo que hay cambiar. ¿La publicidad? ¿La imagen de Filmus-Tomada? Recordemos que los personajes carismáticos y/o simpáticos suelen tener más llegada a mucha gente. Hasta la voz ayuda.
    De Narváez en su momento hizo uso de un tatuaje para acercarse a los jóvenes. Y no fue un acto menor.
    Lo cierto es que Filmus a muchos les puede parecer como un vaso de agua al lado de varios refrescos. Todos sabemos que el agua es lo mejor para la vida, para el cuerpo, para la salud, pero de acuerdo al momento muchísima gente prefiere algo que tenga gusto, como si el agua no lo tuviese. Y si una gaseosa, te hincha, es un daño menor con respecto a la satisfacción del brebaje dulce y adictivo…
    En fin… no digo que debamos fabricar gaseosas, pero sí entender el lugar donde vivimos.
    Mi jefe me decía la otra vez (antes del 2do partido contra Belgrano) “Passarella está haciendo una buena gestión, como la de Macri”…

    Ni un paso atrás. Y vamos a seguir sumando, pensando y haciendo.

  7. Me parece que con un voto gorila, mucho no podés hacer. Lo que falta para mí, es que se aplique de una vez por todas el artículo que obliga a los medios a desinvertir (¿hasta cuándo hay que esperar). Todo lo malo de Macri es negado u ocultado y si algo se filtra porque es inevitable o si se lo cuenta otro medio con menos poder, entonces es relativizado por los porteños, porque no viene de ese medio que ellos consideran la voz de la gente. Es como que los porteños necesitan que se hable todo el día de la lluvia, para aceptar que está lloviendo, aún cuando estén mojados de pies a cabeza.

  8. Muy bueno!!! Y no olvidemos como el monopolio hegemonico de medios masivos de comunicación protegió a Macri silenciando su proceso en la justicia, la UCEP, su nula y mala gestión con respecto a salud, vivienda, educación. Tuvo siempre cámara en TN y todo el medio para victimizarse frente al fuerte y autoritario Gob. Nacional. Imagen q el monopolio se cansó de poner una y otra vez con el conflicto del Parque Indoamericano y el otro parque.
    Si fuera tema del Gob Nacional que no hay gas en en Borda. Todo los días eso te taladraría el oido por la voz de Bonelli, M Laura Santillán y todos los demás todo el día repitiendo ” No hay gas en el Borda y el Gob Nacional no hace nada”. O si la UCEP no hubiera sido de Macri lo mismo pasaría, así con todos los temas que el monopolio silencia las escuchas, los negociados (PRIMA es un escándalo dicho a lo Pino), a Fino Palacios, el subte que nunca hizo, los colegios q se caen a pedazos, los hospitales lo mismo, cada vez q llueve se inunda todo!!! A los damnificados les pagó muchos meses después cifras irrisorias menos q minímas.
    Como silenciaron asquerosamente el fraude en Chubut. En fin todo tuvo un rol importante en esta elección del domingo pasado.
    A seguir construyendo, mientras el PRO va destruyendo! HLVS!

  9. SF_Gaita

    Humildemente opino que el principal problema del kirchnerismo en capital fue poner a Filmus, no convence a nadie y tiene un pasado de gestion en el gobierno de Ibarra/Telerman como Mtro de Educacion que da que hablar. Sin embargo, mas que haya ganado Macri molesta mas no poder tomar el control de la ciudad, siempre esquiva al peronismo, esta vez al cristinismo (que de peronista tiene poco). La ciudad de buenos aires es de los pocos bastiones de resistencia que no se arrodilla a claudicar frente a un modelo chavista de republiqueta bananera que empareja para abajo a una parte de la mayoria, distrae con pan y circo a otros tantos muchos y enriquece descaradamente a su circulo vip, amigotes y familiares, casi casi como el modelo de los 90 que tanto critican pero que alistan en sus filas a su creador y mentor para las nacionales de octubre. Amigos, el balotaje será mas duro aún, vayan comprando reliveran y hepatalgina para el caso que les agarre el sindrome del tolerante, pluralista y democratico Fito Paez ayer abanderado menemista y hoy abanderado K , ahijado preferido de Anibal por sus verborrágicas expresiones. Viva la Ciudad Autonoma de Buenos Aires, Viva la diferencia.

  10. Lila

    muy bueno el análisis,
    de todas formas, no acepto que sea una cuestión de nichos una brigada para torturar indigentes o la humillación a los bolivianos,… no puedo creer que a casi nadie le resulte eso una acción nazi….
    todos los análisis son necesarios,
    pero el que vota a macri no es una persona honorable, y eso es lo mas duro. son los alemanes de la alemania nazi, diciendo ” a mi no me toca”.

  11. Estoy de acuerdo especialmente en el punto que refiere a lo que cada partido espera o demanda de su electorado.

    Por un lado, estamos los jóvenes, que festejamos el resurgimiento de la efervescencia política, algo que conocíamos solo de manual Santillana. Y por el otro lado está toda esta gente que se siente saturada, especialmente desde que se instauró fuertemente el debate sobre medios de comunicación; una situación en la que de ambos bandos nos llaman a parar la oreja, a leer con suspicacia, a releer. A la gente se le pide un estado de alerta permanente, y eso también satura… porque para la vida diaria, lo cierto es que hace falta tener un par de certezas.

    El kirchnerismo nos pide que nos embebamos más y más cada día en este clima de cuestionamiento, nos pide que defendamos la causa, que desconfiemos. O sea, que nos saturemos cada vez más, que la carga sea cada vez más pesada. Como decís… el PRO exige poco. Como mucho que te subscribas al twitter de Mauricio. Se postula como la vía pragmática, a-ideológica. Por ahí arriba leí un comentario que me pareció divertido; cómo De Narváez se quería acercar a los jóvenes con su tatuaje. Es triste pero es verdad. Y los lemas de Macri, implícitamente, son “nos descontracturemos”, “nos quitemos esta roña que es la ideología política”, “hagamos que la ciudad esté más linda”. Esa coquetería sonsa es fácil de digerir post-día de trabajo, en un colectivo a las 7 de la tarde.

  12. mordisquito

    LOS PORTEÑOS SON COMO SON, SIEMPRE FUERON IGUALES Y FITO LOS PINTA DE CUERPO ENTERO, QUE SE PUEDE ESPERAR DE ESTOS TIPOS? YO QUE VIVO EN ESTA CIUDAD LOS DESPRECIO .

  13. andres

    muy buen articulo, no coincido en muchas cosas pero es bueno ver como piensan y lo respeto, por que ademas a diferencia de otros guardaste respeto a los votantes y miraste para adentro.

    aca te mando la otra cara escrita por alguien que voto a Macri.

    http://www.reez90.blogspot.com/
    saludos

  14. Mercedes

    Comparto lo que dicen en general, pero también estoy convencida que la
    gente en su mayoría no voto la gestión de Macri, porque a
    la mayoría de esta ciudad no le interesa. Fue claramente un voto en contra de la
    “yegua”, lo que no quiere la mayoría es que la capital sea otro bastión K.
    Si la nación en su mayoría es K… la capital NO.

    Mecha.

  15. horca

    Buen post. Tiro una idea levemente polémica: la hegemonía kirchnerista sigue vivita y coleando, y si perdimos por paliza esta elección fue porque no se supo leer cómo se adaptaba la “hegemonía” a la ciudad de Bs As (se dejó en manos de progresistas, cuando debió estar en manos de genios). O sea: medidos para presidente, en la ciudad Cristina marca 50%, y Macri 20%. La diferencia es que Durán Barba aceptó de inmediato la existencia del voto cruzado, mientras que Braga Menéndez consideró filosóficamente “un asco” esa posibilidad. Durán Barba trabajó sobre esa contradicción y sacó una conclusión: el votante porteño quiere continuidad. Cristina garantiza continuidad, Filmus es cambio. ¿Cómo se le gana a Filmus? Con el eslogan “Venimos bien”. Chau.

    El kirchnerismo porteño sabía que estaba frente a un desafío… pero no sabía cuál era. Con el diario del lunes, podemos describirlo así: el desafío era cómo ser opositor sin dar idea de “cambia todo”. O sea: cómo generar, desde la oposición, el sentimiento de continuidad. Mi opinión: el discurso no debió centrarse en las críticas a Macri. Debió, a la inversa, acercarse a Macri. ¿Esto es una locura mía? Pero justamente Macri no tuvo remilgos en “cristinizarse” un poco. Lo notaron hasta en 678: Macri moderó su discurso contra Cristina, apelando puramente a un cálculo electoral.¿Nosotros no podemos hacer lo mismo? ¿No podíamos moderar nuestro discurso contra Macri, a sabiendas de que tenía una intención de voto del 40 y pico por ciento, con tendencia a crecer?

    Si se hubiesen leído los números con la misma frialdad científica de Durán Barba (quien JAMAS critica a Cristina en sus declaraciones radiales), habríamos llegado a la conclusión obvia: así como a Macri no le conviene centrar su discurso contra Cristina (que es lo que le sale del alma: recordemos que para la derecha, nosotros somos los montoneros asesinos), a Filmus no le convenía centrar su discurso contra Macri.

    Si la ciudadanía cree que la gestión de Macri no es pésima, una campaña no puede consistir en “esclarecerla” como pretende increíblemente Braga Menéndez. Como decía Natanson: ojo, Macri no privatizó hospitales. Si lo hubiese hecho, entonces habría chocado con el corazón de la hegemonía kirchnerista: 1) la primacía de la intervención estatal por sobre el libre juego de la oferta y la demanda; 2) plata en los bolsillos y en las arcas públicas. Y habría perdido. Pero Macri no embistió contra estos principios (que no son obra del kirchnerismo, sino de la sociedad argentina). Macri no hizo una gestión menemista, de remate, venta y privatización.

    No perdimos porque “en realidad no hay hegemonía”. ¡En la ciudad, Cristina tiene 50% de intención de voto! Quizá era inevitable perder, pero la responsabilidad propia está en la magnitud. Mi propuesta para el ballotage: hay que amigarse con Macri. Lo otro es perder 73 a 27.

  16. horca

    Otra propuesta (si lo que se quiere no es perder dignamente, sino directamente ganar): para condiciones idénticas, ponerl a una Fabiana Ríos, o sea, a alguien que pueda presentarse como una persona que, sin ser oficialista, pueda tener de hecho buen diálogo con el gobierno nacional.

    Obviamente, la figura que estaba en perfectas condiciones de llegar a representar esto era Pino Solanas. Pero como es un hombre corto de entendederas, siguió insultando a Cristina cuando la ola de opinión había virado. Él pudo haberse presentado como un “mediador” entre la Ciudad y la Nación. En cambio, juegó al troskismo: ni K ni Pro. Así le fue. Su partido ya no existe más. Esta es otra de las consecuencias previsibles de la elección, que probablemente merezca comentario. Se partió la CTA y se rompió Proyecto Sur (o se encolumnó atrás de un liberal republicano como Binner). El kirchnerismo quedó afianzado a la izquierda del espectro político. Es momento de recolectar militantes de Psur. Hay que tener lista la ambulancia; es poco probable que un militante joven de Psur esté satisfecho con Binner; es imposible que pueda defenderlo en una discusión. La ausencia de Joni del blog sería testimonio de esto que digo.

  17. horca

    No jodo más. Creo que el votante piensa, en una elección provincial, lo siguiente. ¿Podemos arreglárnoslas con un gobernador de distinto signo respecto de la Nación? Si la respuesta es sí (o sea, si tenemos capacidad de autofinanciarnos, ya sea por industria, por extracción petrolera o por la soja), entonces tenderemos a votar a un “independiente” u opositor, precisamente para que custodie nuestros recursos. Si la respuesta es no (o sea, vivimos de los fondos federales), entonces tenderemos a votar políticos oficialistas, precisamente para no morirnos de hambre.

    La CABA es tremendamente autosustentable, así la gobierne un imbécil (De la Rúa, Ibarra, Macri, siguen las firmas). Nacionalizar la elección no agrega mucho contenido: si no dependemos económicamente, ¿para qué queremos “estar en sintonía”? Al contrario: ¡independencia! ¡Autonomía! Eso es lo que gritaría cualquiera.

  18. fede

    LUCHAR CONTRA LO IMPOSIBLE Y VENCER !!!

    de FIDEL

  19. joni

    horca, psur no va con binner, va con argumedo. Y los ex psur que van con biner cortan boleta. Ok, ya perdimos pero no por eso desaparece nuestra razón de ser.

    Así como les/nos da asco que al votante común la destrucción macrista le sea indiferente, a los de psur también nos entristece que a nadie le importa ni la deuda (que crece), ni la renta financiera (que crece), ni la sojización (que crece con o sin 125) ni nada de lo que profundiza de los 90′ el gobierno nacional. Esto deberían entenderlo también, ya que estamos todos en plena revisión de errores.

    Ah, yo sin irme de psur votó a filmus en la 2 vuelta, y pueden chicanearme que lo voto igual. Más allá de las diferencias, ojalá descontemos algo.
    Pd: horca a veces no opino para no saturar. Me gusta chicanear, discutir y hablar al pedo como a todos, pero con mesura.

  20. muy bueno Fede.Siempre tan prístino a la hora de transmitir. Me gustaría tu análisis de algunos puntales en los que fallaron los equipos de comunicación a la hora de posicionar la campaña de Filmus. El habitante medio de la CABA sabemos que tiene sus necesidades básicas satisfechas en considerable porcentaje y el rol del Estado brindando nva infraestructura o escuelas está visto que al porteño mucho no le hace mella a la hora del voto. Entonces… como ‘enamorar’ a este votante esquivo ??

  21. Lila

    yo creo que ningún candidato politico del FPV hubiera enamorado ese voto esquivo. me parece que a un producto como macri (que no es una opción política, es un producto de consumo aspiracional), solo le ganas con un tinelli o algo así.

  22. Lila

    y agrego… Si Kirchner en su momento hubiera expresado el 5 por ciento de su proyecto en campaña, seguro que perdía.

  23. horca

    Joni, bienvenido, vamos a pelearla juntos en el ballotage. No soy mesurado, pero ¡qué ganas le pongo al blog, eh! Y eso que no es mío. Un hombre comprometido, qué duda cabe.

    Dejo un link con una nota de hoy en Página, muy interesante, que a mi juicio demuestra que no existe fundamentalmente un derechismo ideológico reinante en la ciudad, ni siquiera entre los votantes de Macri.

    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-172146-2011-07-13.html

  24. fedevazquez

    Volvió Joni, volvió Horca, volvió la alegría! saludos…

    el punto es si los votantes de Psur actuarán parecido a Joni….mmm ojalá.

    PD: ojo que el revanchismo que está haciendo roncha desde el domingo puede ser perjudicial para el macrismo. Las broncas acumuladas de Clarín están haciendo que nos golpeen durante 4 días por algo que dijo …. Fito Paéz. Le veo patas cortas.

  25. no sé che, los jetoneos de fito páez, aníbal fernández y un par más le dieron letra a todos los votantes de macri que en realidad estaban avergonzados de haberlo votado.
    mientras tanto, filmus sigue haciendo el personaje de nene bueno, educado y sensible que nadie le cree y con el que perdimos varias elecciones. esto va directo a un 70-30 dos semanas antes de las primarias. que está todo inflado por los panzers mediáticos? obvio. por eso mismo hay que controlar los exabruptitos de superioridad moral.

    ya fue la puta capi, o nos hacemos cargo de que el electorado es profundamente antipolítico, y pensamos una campaña lavadita y efectiva en función de eso, o nos concentramos en la zona sur donde es la única zona donde la política puede sumarnos algo.
    el fpv porteño no existe, no hay partido, ni locales, ni punteros, ni nada. se pajean con boberías éticas y un espejito y cada dos años quieren instar a ser buena gente a un montón de personas que no quieren saber nada con eso. lo único que tiene que hacer la nueva y maravillosa militancia es cortarla con el twitter, el blog, la tele y la paja autorreferencial e ir a solucionar o simular solucionar problemas de la zona sur de manera cotidiana. lo que hicieron ritondo y santilli. ahhh, pero qué fiaquita que da, no?
    ése es el problema de la capital: que hasta los kirchneristas también son unos chetos holgazanes. y para chetos holgazanes, se comprende que los porteños elijan uno que habla de buena onda y nada más.

    • fedevazquez

      somos todos chetos holgazanes, eso. fijate, sentate, pensá de nuevo, por ahi se te cae una idea. abrazo.

      • pero si ya se me cayó una bastante potente papá: menos tuit, blog, post, fb y tv, y más mugre, sarna, tuberculosis y fratacho. más enet y menos cnba. más soldati y menos palermo.
        sin seducir a la gente de las comunas sureñas nos va a seguir pasando lo mismo una y otra vez.
        o pedirle a scioli que vuelva a la capi, pero pa eso hace falta una cuota de humildad que, vamos, sabemos que nos cuesta todavía más que dejar de flashear “batallas culturales” en soporte digital.
        pero eso, tienen que dejar de boludear entre palermo y microcentro porque a esa gente no la convencés con sarasa sobre la igualdad y odas al gran néstor, sino moviendo el culo todos los días.
        obviamente esto vale para los próximos por lo menos dos años, ahora ya la tenemos adentro.
        bah, digo, se me ocurre, porque la revolución (de la planta) permanente que flashea la cámpora está a la vista que no va, vistessss…

        • pasa que la Ciudad de Buenos Aires es, también, Palermo, papá. La “idea” de seducir al sur, electoral y demográficamente, no alcanza. No es ahí donde vive la mayoría de la población, sencillamente. Lo de menos twitter, blog, me parece fenómeno, en el sentido de decir menos boludeces. En mi caso, trato de postear cuando tengo algo que decir, nada más. Pero igualmente no me parece que vaya a ningún lugar la idea de contraponer el fratacho al teclado. En esta elección no faltaron fiscales, ni gente que milite en cada barrio. En todo caso, me parece más productivo discutir qué decirles a los vecinos, qué tipo de propuesta hacer, qué candidatos poner, etc.
          saludos.

          • ya, ya, pero en el sur está la base social de lo que sería un gobierno peronista porteño. y si en el sur también nos gana un neoliberal payasezco…
            no dije que alcanza, no tergiverses. dije que por ahí se empieza. y por ese camino volvemos al principio: el kirchnerismo porteño es, mayormente, un hato de nenes bastante chetos que sufren de peronismo culposo, que tienen poca y ninguna experiencia militante, y que ni puta idea tienen de la diferencia entre pompeya y mataderos. así de simple. de ahí surge, de la práctica política del kirchnerismo porteño (casi inexistente desde un punto de vista territorial), la contraposición entre fratacho y teclado.

  26. horca

    Puede ser que el revanchismo del macrismo les juegue en contra. El problema es que nos viven embocando. No tenemos iniciativa, es así de simple. Y cuando la tenemos se la damos a Fito Páez.

    Veremos qué pasa con Tecnópolis, a ver si se puede cambiar de tema un rato.

    • joni

      tecnópolis? basta del club de la buena onda.
      De la mafia de la CTA y el facho de Micheli cuando van a hablar? y no digo en el blog, entre ustedes al menos, o es un tema menor?

      • horca

        Dejame Tecnópolis que es lindo. En cuanto a la CTA, va a pasar lo obvio: división. Esto se ve venir desde hace muchos años. Algo lamentable. Mi opinión sobre lo “puntual” es que Micheli no tendría que irse de la CTA. Irse es el fracaso del fracaso. Primero te vas de la CGT, después de la CTA, después… Pero ya la cosa está muy jodida.

        Opinión sobre lo “general”: la única forma de que el movimiento obrero se sobreponga a esta derrota es que todos los dirigentes de la CTA vuelvan masivamente a la CGT. Y a luchar desde adentro. La CTA no pudo garantizar un comicio transparente. Así que lo de “libertad sindical” ya no se sabe qué es.

        Opinión archigeneral: la CTA era un lugar de repliegue de la clase obrera en un momento increíblemente difícil de la historia argentina (gobierno neoliberal con consenso democrático, algo imparable). Pero la coyuntura cambió. Los camioneros ganan 8 mil mangos. Beto Pianelli se quiere pasar a la CGT.

        Burócratas y fachos hubo siempre en la CGT. Pero Tosco tenía diálogo con Rucci. Ya no tiene sentido el Frepaso, tampoco la CTA. Y mi pálpito es que si la CTA se mete enterita en la CGT, Cristina les va a abrir la cancha para que desburocraticen y mucho. Pero afuera no.

        • joni

          en realidad era una ironía, yo hablaba de la CGT (por eso lo de mafia y lo de fachos); pero bueno con lo que respondes ya me quedó claro: Gerardo Martinez tiene el poder gracias a la CTA divisionista. Yo se que todavía están en campaña, pero es grave lo de estos muchAAAchos y su impunidad, mucho más importante que contarle las costillas a la CTA intervenida por el gobierno.
          Desde el lugar en que cada uno está, no podemos dejar avanzar a los macris ni a los gerardo martinez. la triple a y el batallon 601 también son simbolicos para los 30.000.
          ¿Vos decís que a los docentes que cagaron a palos en santa cruz los “compañeros” de la uocra, serían defendidos por la granma, si estuvieran en la cgt? no te creo, para mi que a la uocra la mandaron a llamar.
          “Tranqui fito, que en octubre ganamos!”

  27. horca

    Vos trajiste a colación a la CTA. Igual, todo está relacionado, esto es el árbol y el bosque. Si hay chorros en tu casa, te tenés que quedar para echarlos, y no irte para armar un toldito que se vuela al primer ventarrón. O las estructuras están por sobre los hombres, o nos quedamos para el show de la CTA.

    Joni, a no alarmarse por la impunidad. Este gobierno tiene en cana a Pedraza y Zanola. Y lo de Gerardo Martínez salta por el Archivo de la Memoria. Igual, estos temas no se prestan a debate: todos los servis tienen que pagar con diez mil años de cárcel. ¿Qué más decir? Ya me veo la serie: Martínez tiene poder – la CGT está burocratizada – ¡personería gremial ya para la CTA! Por eso te contesté de antemano: si la CGT está podrida, hay que meterse, no irse. Una cuestión telepática. Saludos.

  28. Pingback: De nuevo, sobre las elecciones porteñas. « Con una Ele

  29. Por ahí leí que es un voto, no a favor de Macri, sino en contra del kirchnerismo. Obviamente que esta versión es la más capitalizada por la oposición. Por ahí escuche que se debe a los globos, a la “fiesta”, a la alegría. Otros a lo gracioso del baile del jefe de gobierno. Ahora a un fallo en la campaña de Filmus. Yo creo que simplemente no todos nos interesamos tanto por este proyecto. No todos apoyamos la idea, el mensaje y la voluntad de aquel hombre que por un ¿Defecto? Jamás pudo verse su propia nariz. Podemos sentir, nosotros, un cambio pero quizás no lo vea la sociedad adulta mucho más resignada en cuanto a la política. Debemos aceptar que existió, existe y existirá gente que le importa un bledo lo que se haga o se deje de hacer. Que también vivieron toda su vida a la sombra del pensamiento único que los lleno de “certezas” que jamás dieron lugar a la incertidumbre, por lo tanto no había demasiado que plantearse. Hoy viene un gobierno que impone la incertidumbre y te obliga a rever todo el pasado y sabemos lo difícil que es para la gente mayor pensar que quizás vivieron equivocados mucho tiempo. Por otro lado creo que ganar la capital es complicado, pero además es mucho más beneficioso perderla. Porque en términos comparativos la gestión de Cristina no sería excelente, sino existiera Macri y las corporaciones con sus embestidas en forma de soplido del lobo de los tres chanchitos contra, al fin, una casa de ladrillo. Lo realizado por el kirchnerismo sería tan solo una gestión y no un movimiento nacional y popular que nos une a muchos con nuestras diferencias, contra algo en común. Cristina necesita a Macri mucho más de lo que creemos. Considero que si las corporaciones se dan cuenta y dejan de apoyar a un político y hegemonizan al kirchnerismo probablemente lo derroten mucho más rápido y eficazmente que enfrentándolo, ya que existe una ley que pronostica que cuando un partido se vuelva hegemónico se destruye a sí mismo. Es mejor dejar las contraposiciones y más aún cuando son de este tipo, desinteresadas y excluyentes para afianzar nuestro movimiento con miras a 2015. Puede que mi exposición les parezca fría pero creo que hay que priorizar la continuidad nacional por sobre la victoria en la capital porque tarde o temprano se la va a ganar. Gracias por el espacio y el intercambio de ideas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s