Sarlo e intelligentzia kirchnerista

Haciendo un trabajo de recopilación de documentos, me encuentro con un brevísimo artículo de Beatriz Sarlo, publicado el 23 de diciembre de 2001, en Página 12. Lo transcribo porque no encontré la versión digital para pegar el link (puede ser porque fue parte de un especial del diario, donde aparecían los primeros análisis del escenario pos 19 y 20).

La disolución de la Argentina y sus remedios

El poder ha vuelto a donde estaba en el siglo XIX, antes de la organización nacional. Los gobernadores, los senadores que representan a las provincias y, por supuesto, también los diputados (que representarían a la ciudadanía sin divisiones provinciales) deciden la forma que tendrá nuestro futuro más inmediato. A cualquiera le queda claro que son los gobernadores quienes tienen la voz cantante y es por eso que el poder del estado nacional está repartido, desigualmente, entre los estados provinciales. La Argentina ha destruido aquella construcción nacional estatal que le costó esfuerzo, sangre y guerras. Lo que vendrá puede ser, entonces, un país dividido entre los poderes locales que lo integran (ésta es la peor hipótesis) o una nación que decide, por segunda vez en su historia, organizarse como estado. La decadencia final o un largo y difícil camino de reconstrucción republicana, que sostenga una democracia igualitaria.

En este cuadro de estallido del poder central en poderes locales, el peronismo será el protagonista decisivo. No sólo porque ganó las últimas elecciones, sino porque obtuvo, desde antes, la mayor parte de los poderes locales. El peronismo exportará sus conflictos o sus acuerdos a toda la nación. La Argentina, una vez más, depende de este partido. Así son sencillamente las cosas: de lo que haga el peronismo, del acuerdo a que lleguen sus señores provinciales, dependerá el curso de la política. Y, se sabe, en la sala donde se sientan los grandes electores justicialistas, hay de todo: oligarcas reaccionarios, populistas conservadores, proteccionistas, liberales moderados.

En paralelo, sin duda, las fuerzas sociales reclaman ser escuchadas. Que se las escuche será una verdadera novedad porque, en los últimos diez años, tanto Menem como De la Rúa fueron ejecutores de un régimen político que tuvo en cuenta exclusivamente los intereses del capitalismo financiero más concentrado y, en los márgenes, de un grupo formado por los más poderosos del capitalismo local.

La Argentina necesita cambiar de régimen político. Y digo esto en un sentido fuerte: es necesario que las instituciones dejen de ser una red de transmisión de órdenes de ese sector capitalista completamente minoritario, que no ha vacilado en castigar a la sociedad con los sacrificios más crueles, presentados como la única salida posible.

Las puebladas que dieron por tierra el gobierno caricaturesco de De la Rúa no son una base para pensar este cambio de régimen. Ellas estuvieron animadas por un fuerte sentimiento antipolítico, que tiene todos los motivos bien a la vista. Ese sentimiento es un síntoma, no un remedio. Los que estuvimos en las manifestaciones, vimos allí una fotografía de la sociedad: la cultura de calle de los barrabravas y la cultura de manifestación de las capas medias, la furia de los marginales y la moderación de los jóvenes que iban con sus botellas de agua mineral o sus bicicletas. Todos se sintieron estafados y victimizados. Todos rugían contra los políticos.

Y, sin embargo, lo que la Argentina necesita, además de dar comida ya mismo a millones de personas, es una larga y trabajosa construcción de un nuevo escenario político. O, más que un escenario, un nuevo tipo de relación entre política y economía, entre gobierno y capitalismo: una relación de la mayor autonomía. Escribo esto y no dejo de percibir que la tarea es gigantesca y que los protagonistas hasta hoy sólo han discutido mínimas porciones de poder. Sin embargo, la cuestión se plantea en términos nítidos: cambio de régimen o decadencia nacional que, además, comporta sufrimientos que incluso hoy no imaginamos.

Impresionante la Sarlo. Los resaltados son míos. Podemos pensar varias cosas, las menos interesantes tienen que ver con eso en que muchas veces caemos: “¿qué te pasó?/qué les pasó”?, etc. Pasaron nueve años, cualquiera tiene el derecho a cambiar de opinión. De todas formas no deja de ser impactante cómo la ensayista -en ese momento sin proyecto político que defender, y más proclive a leer la realidad desde los márgenes- reseña dos o tres datos centrales y advierte el ciclo que comienza, o que puede comenzar si las cosas se encaminan bien.  Lo que vendrá tendrá su foco en algún tipo de reconstrucción estatal y de fortalecimiento de la autonomía de la política por sobre las corporaciones. Sarlo anuncia la necesidad del kirchnerismo un año y medio antes de que éste irrumpa. No hay porqué hacer persecución ideológica denunciando tirando archivos por la cabeza. Siempre importa más lo que somos ahora. Podemos sí, desde nuestras trincheras montoneras, tirarle una devolución amable a la Alberdi de nuestros días: Beatriz, ¿la política ya  ha logrado toda la autonomía necesaria del poder económico? ¿Es por eso que es deseable un gobierno no kirchnerista para el 2011, como venís proponiendo? ¿El kirchnerismo fracasó en ese proyecto de reconstrucción del poder estatal y debe ser reemplazado por…?

A mi no me va a responder, pero la intelectualidad kirchnerista consagrada tendría que sacudirse un poco más, y tomarse trabajos con riesgo. Discutir con los mejores de la vereda de enfrente es uno. No puede ser que el debate del verano sea entre Galasso y Altamira. Es demasiado cómodo, demasiado fácil y demasiado absurdo. No tiene ningún tipo de correspondencia con nada. En el mejor de los casos sirve para reafirmar las creencias propias, pero sólo por la pequeñez del adversario. Es cuestión de pisos y techos, para tomar la metáfora de la otra discusión. Los intelectuales kirchneristas tienen el deber de decir más que lo que ya nos dice 678. Ese programa, con sus méritos y sus entendibles límites, es un gran piso para la discusión política masiva, pero no puede ser la usina más elevada que tengamos para confrontar ideas. Ojo, el problema no es 678, sino el resto de los pensadores nac and pop que, justamente por no ser Russo, Barone o Cabito, deberían ofrecer otra cosa.

Anuncios

43 comentarios

Archivado bajo General

43 Respuestas a “Sarlo e intelligentzia kirchnerista

  1. Francisco

    ¿Te pusiste a pensar que tal vez no fue Sarlo la que cambio?
    Digo ¿Te parece que hubo un cambio de régimen político? ¿Sabías que este año las exportadoras de trigo, los bancos y muchos otros capitalistas tuvieron un año de ganancias record?
    Son todas preguntas.

  2. Impresionante la nota. Todo lo que dice ahí se hizo. Francisco es uno que viene a todos nuestros blogs a decir eso que ya sabemos. Lo que parece desconocer es que hay récord de todo: de consumo eléctrico, de venta de juguetes, de exportaciones de vino, de venta de autos, de consumo. Andá a laburar Francisco.
    Saludos

  3. Fabián

    ¡Buen hallazgo, Fede!

    Sarlo, hoy por hoy, no es mucho más que una francotiradora literario-política, miembro de un lote amplio en el cual no es de las peores. Lo más interesante del artículo tiene que ver con el grado de puntería en su análisis de esa coyuntura y las perspectivas a futuro, y no tanto con su opinable puntería actual o los objetivos a los que elige disparar.

    El comentario de Francisco es también interesante.

  4. ¿No es muy miserable pensar (y decir) que las masas se tienen que conformar con 678 mientras los esclarecidos discuten con Sarlo? Nunca vi un peronista que se expresara en esos términos tan propios del PC. Bueno, por algo los tienen de aliados.

    Q

    • fedevazquez

      acá tenés a uno:

      “Pero no creamos que esa atención hacia la masa supone desmedro de la “élite” que forzosamente se destaca siempre del conglomerado. Usted mismo es un hombre de “élite”; de no ser así no hubiera alcanzado a comprender, como nadie, el momento histórico que nos ha tocado vivir. Usted conoce obreros de blusa que también son de “élite”, como hay “masas” entre los elegantes y snobs oligarcas que transcurren su vida dentro de un refinamiento que ni siquiera son capaces de apreciar ni comprender porque debajo de su piel sólo se descubre la mentalidad del hombre de las cavernas.”

      PD: Es de Carrillo a Perón. Por si no lo entendés, vos sos el snob con mentalidad de hombre de las cavernas…

  5. Creo que a Sarlo le pasa algo parecido de lo que le ocurre a Caparrós. Siente que muchas iniciativas de este gobierno no están mal pero que tendría que haberlas hecho de otra forma o con otras intenciones.

    Sarlo, a diferencia de Francisco o de Lanata, no utiliza el argumento perezoso de que ¨todo es igual¨, Menem o Kirchner, ya que los ricos se enriquecen igual.

    Pero sueña con formas distintas. Ya olvidó lo que sentía en el 2001 frente a la debacle del Estado o al ¨gobierno caricaturesco de De la Rúa¨ del que en algún momento se sintió afin.

    El kirchnerismo le corrió el arco. No es una mala cosa.

    Sería bueno encontrar intelectuales oficialistas a la altura de esas dudas, lejos de la pantomima de Galasso y Altamira o de la afición de enamorar a los ya enamorados.

    • Francisco

      Yo no digo que todo es igual.
      Lo que digo es que políticamente este es casi el mismo país que Menem nos legó. Cierto, hay cambios -como negarlos- pero avances como la Corte, de comienzos del kirchnerismo, han retrocedido con consejos de la magistraturas, jueces amigos y aprietes.
      No hubo reforma política, no hubo reforma tributaria , no hubo reforma bancaria. Casi todo sigue igual.
      Y yo laburo Escriba, por eso es que me tomo mi tiempo para responder. Tal vez si vos laburaras te tomarias un poco de tiempo para pensar lo que escribis.

  6. Francisco

    Y si, nos va bien económicamente, pero -tampoco lo nieguen- con la soja al mismo precio que hoy, De la Rua era un estadista de la altura de Churchill.

  7. Francisco

    Pero, última reflexión, es la inflación lo que va a matar al modelo y lo que va a hundir al gobierno. Y la inflación es consecuencia de las malas decisiones de este gobierno. El modelo, fue. Esperemos que siga lloviendo.

  8. Medio profecía carrioísta. Nos vemos en cinco años.

  9. Francisco

    Los recursos no definen una política y hay políticas que no requieren recursos.

    Menem tuvo su soja, las privatizaciones y el crédito fácil, y quebró el país. Alfonsín no necesitó recursos para enjuiciar a las juntas. De la Rúa no necesitaba 50.000 u$s de reservas para llevar adelante la ley de medios que su ministro Enoch Aguiar había diseñado, pero prefirió cajonearla ante el primer gruñido de Clarín. Cuando tuvo que proponer a un ministro para la Corte, Duhalde eligió al oscuro Maqueda. No a Argibay o a Zaffaroni.

    Tu comentario supone que los factores externos definen la política. Es tan falso como perezoso. Si tu citado Churchill hubiera capitulado frente al Reich después del colapso de Francia, un Francisco de los ´40 hubiera escrito ¨Y que querés, no tenía otra¨.

    Frente a la AUH, la Corte, el fin de las AFJP, la negociación de la deuda, la reapertura de los juicios por terrorismo de Estado o el matrimonio gay sostener que ¨casi todo sigue igual¨ es de cola de verdulería.

    • Y… hay que decir también que el mundo conspiró a favor del programa de Sarlo. La economía mundial, las tasas chinas, jugaron a favor de la realidad de esos márgenes de autonomía. Primero se gobierna la economía, después se gobierna la sociedad. ¿Hay ley de medios con déficit, con default, con “necesidad de recortar el gasto público”, con asfixia y corridas? No. Y no, en parte porque no hay tiempo ni guita. ¿Tenía tiempo y margen un gobierno, incluso el de De la Rúa, para presentar del modo en que se presentó un debate como el de los medios, un debate con toda su novela coral de intérpretes y teóricos y foros participativos, un debate para el que “nunca hay tanto tiempo”, un debate que debe ser también el de un proyecto económico que implica “inversiones” públicas y privadas de un nuevo esquema de medios? En otro sentido: ¿cuánto de la economía de guerra alfonsinista no fue el telón de fondo del éxito marginal del carapintadismo? Ahora bien, hay un punto: no es exactamente una “autonomía” sino correlaciones de fuerza distintas, ¿no? Sarlo podría decir a su favor que lo que llamamos límpidamente como “política” para ella sigue siendo economía, grupos minoritarios surgidos al amparo del nuevo poder político, que se irá, como en toda democracia, y que deja su huevo de la serpiente en la economía. Una especie de interrupción, donde el poder político relegitimado y fortalecido se dedica a crear nuevo poder económico. Su “autonomía” es el ingrediente, digamos, republicano. Y no vamos a esperar que ella crea demasiado en un neokeynesianismo.

      También hay que decir que el principal aliado del proyecto kirchnerista es el tiempo histórico. Eso no disuelve méritos. En fin.

    • Felipe

      Rinconete
      lo tuyo brillante como siempre. Es un placer leerte.
      Ademas siempre encontras algo para hacerme reir :
      “sostener que ¨casi todo sigue igual¨ es de cola de verdulería” … jajaja

      Me pregunto una cosa .. y creo que me la estoy empezando a responder

      Como debemos debatir con los Franciscos que sostienen cosas como …
      “No hubo reforma política, no hubo reforma tributaria , no hubo reforma bancaria. Casi todo sigue igual”
      … y muy seguramente votan por quienes ya nos imaginamos.

      Jauretche postulaba que la alternativa no era entre Peron y el Arcangel Gabriel .
      Yo creo que por ese lado hay que orientar los debates con los Franciscos.
      Haga lo que haga este gobierno los Franciscos se van a quejar/indignar siempre por la distancia que nos separa de Suecia (es decir un ideal).
      Hay que llevar a los Franciscos a comparar Suecia con los Ricarditos, Macri, Sanz, Cobos, etc.
      Con los Franciscos hay que debatir sobre los opositores : que proyectos de pais tienen ? como se los imagina en situacion de gobierno ? contra que corporaciones confrontarian ? etc.
      Hacia ahi hay que desviar el debate con ellos. Cualquier otra cosa seria inconducente y desgastante.
      Por supuesto que tambien hay que debatir sobre las asignaturas pendientes de este gobierno : reforma tributaria, financiera, bancaria, etc y muchos etc
      Pero ese debate es puertas para adentro

  10. Un agregado: no creo que Sarlo tenga grandes consideraciones sobre el desarrollo económico argentino. Para ella supongo que el kirchnerismo es un proyecto de poder con habilidad económica, y con suficiente relato como para darle a esa astucia económica mayor volumen discursivo. Un poco de eso se trata. ¿O el peronismo fue un Gran Proyecto Económico?

    • Yago

      Cómo no fue un gran proyecto económico??? Un país donde no se fabricaban ni los alfileres y se industrializó de una forma tan increíble que llevó 40 años destruir lo hecho??? Hablemos en serio!

  11. Felipe

    En cuanto a los Sarlo, Caparros o Lanata (la version mas rustica) creo que no hay que buscarle 5 patas al gato.
    Como bien ya se dijo, se trata de gente que estaba muy comoda en los 90 donde eran los referentes o el paso obligado para hablar de progresismo.
    Hoy perdieron razon de ser y de ahi su malestar

  12. Martín
    Vuelvo al ejemplo de Alfonsín. El juicio a las juntas fue la gran iniciativa de su gobierno, aquello por lo que lo recordamos. Si hubiera ganado Luder no hubiera existido ya que él consideraba que la autoamnistía de los militares era cosa juzgada pero sobre todo porque estaba convencido que había cosas más urgentes por resolver. Pensaba, como vos con respecto a la ley de medios de Aguiar, que no había ni tiempo ni margen.
    Después de la paliza de las elecciones del 2009, eran pocos los que sostenían que había ¨tiempo y margen¨ para que una presidenta castigada enviara la ley de medios al congreso. Sin embargo, el oficialismo decidió dar esa pelea (con intenciones angelicales o satánicas, da igual).
    Considerar que hay que esperar a tener ¨tiempo y margen¨ para llevar adelante una agenda política es propio de los actuales pigmeos radicales, cuya última iniciativa trascendente fue la ley de divorcio hace 24 años.
    Tienen un montón de ideas atractivas, pero esperan el momento propicio para implementarlas. Padecen de ¨momentismo¨ y mientras tanto la vida se les escurre sin poder mejorarla.

    • Insisto: el tema es la economía. Y la ley de medios es -en gran parte- una ley económica. Ese margen sí existía en 2009. Con ese margen creás las condiciones políticas.

      • Martin

        ¿Cuando aparece ¨el margen¨? ¿Es un ovni que se posa en nuestro jardín y nos permite hacer todas esas cosas que de otra manera no podríamos?

        En ese caso propongo la abolición del gobierno. Sin margen, cualquier gobierno es inútil. Con margen, cualquier gobierno es superfluo.

        • Buen, olvidate del margen. Lo que digo es que si gobernás la economía en un país como este gobernás lo demás. Entonces, ¿se puede juzgar a un gobierno hecho concha e hijo de puta por no impulsar una ley de medios que implica tanta inversión pública y privada? No. A De la Rúa juzgalo por no haber sincerado dramáticamente el país, por haber reprimido, por no haber gobernado, pero los méritos del kirchnerismo nacen del control principal de la economía. De la liquidez. Esa era la obsesión de Néstor. Después, el resto, es el vértigo del juego político acelerado por la política de amigo / enemigo donde se hace justicia. Pero atenti que sin guita no hay ley de medios. Es una lucha de fuertes contra fuertes. ¿O un gobierno que no puede pagar salarios públicos va a poder meterle el dedo en el orto a Clarín?

          • En relación a lo del “margen”. Me quedé pensando en tu razonamiento, en el modo en que lo interpretás, y es inútil discutirlo así. De lo que hablo es que la democracia argentina, por ende sus gobiernos, definieron su suerte en el gobierno de la economía, cosa que, salvo los primeros años de Menem (la gobernabilidad previa a sus efectos) y tras el default en una parte del gobierno duhaldista al que los kirchneristas le debemos más de lo que confesamos, el kirhnerismo tuvo ese mérito que permitió sortear incluso sus derrotas, como la de la 125 o la “paliza del 2009”. Alfonsín perdía en el ’87, a metros del descalabro económico. Perdía porque ya no funcionaba el Plan Austral. Y Menem perdía cuando ya entregaba la bomba de tiempo en las manos de otro gobierno. No se puede negar que una voluntad política enorme rige al proyecto kirchnerista, tampoco que su habilidad obsesiva es tener controlados lo más que se puede los resortes económicos donde acolchonar incluso sus derrotas. O sea, salir de una derrota electoral y tener a mano otras leyes, ir por otros recursos, lanzar la AUH. En todo eso hay economía. Políticamente algunos saltos pueden ser sin red, pero están guiados por la racionalidad económica, que es el la primera virtud pingüina. ¿Se entiende un poco más ahora?

            • fedevazquez

              Para mi se entiende y es claro lo que dice Martín. A veces cuando analizamos mucho entramos a diseccionar una realidad que está necesariamente imbricada. Entonces, sin una economía como la que tenemos (donde hay empuje externo y medidas de gobierno a favor del mercado interno, etc) no podría existir la política que tenemos. Lo uno nunca puede estar escindido de lo otro. A veces vemos lo osado del kirchnerismo por sus políticas de ddhh, medios, gays, región, etc. Hay una que se nombra menos y es tal vez la más disruptiva (y la que rompe más las pelotas al establishment): crecer al 9%. Tener un crecimiento desbocado que altera los números, deja a todos un poco atontados y en le medio le da una cuerda enorme a la gestión pública. Creo que por ahí va lo de Martín, también.

        • Ugo Sin H

          Sos un genio Rinconete.

  13. Felipe
    Creo que una buena manera de iniciar una discusión sobre el oficialismo es definir de qué tipo de discusión se trata. Si es una sobre absolutos (¨Cristina Kirchner no es Thomas Jefferson¨), o por el contrario si se trata de criticar al kirchnerismo en el contexto de las otras opciones del menú.

    En general, en nuestra vida diaria, no solemos calificar a las cosas en base a absolutos. Si cenamos en un restaurante de Palermo Sensible que nos gustó no lo descalificamos por no tener vista al Nahuel Huapi o estar demasiado lejos del Central Park. Por el contrario, aplaudimos porque pudimos comer una ensalada (un bowl de verdes) por menos de 30 dólares o porque el mozo recordó al menos uno de nuestros pedidos.

    El kirchnerismo no tiene esa prerrogativa. Los antiK suelen preferir los enunciados de absolutos antes que calificar a un gobierno en base a los anteriores o a las propuestas alternativas.

    Sostienen también que lo bueno era inevitable (viento de cola, soja, China…) y lo malo, intencional.

    Es extraño.

    Un abrazo,
    r.

  14. ram

    Si hay algo que debiera estar fuera de toda discusión – y sin embargo, casi ni se menciona – es que no importan tanto los vientos de cola, los cambios en el comercio mundial y la mar en coche, si lo que tenemos a la vista y gobernando es una voluntad política, un rumbo y pautas muy concretas de adónde y cómo se quiere ir.
    Este gobierno no se fue al mazo ni en el 2008 ni, menos, en el 2009; años en los que se supone, “perdió”; independientemente del impresentable e inútil cardumen opositor, el teórico “ganador”, siguió la gestión y, horror de horrores!, la tendencia fue de menor a mayor todo el tiempo, hasta hacerse demasiado evidente en el velorio y despedida al cuco mayor.
    Voluntad hay, indicadores positivos también (y de sobra); como el mamarracherío opositor no levanta (ni casi seguramente tampoco levantará) vuelo es que nos espera un año de “inflación” e “inseguridad” desbordadas, como parte de los flancos por donde se atacará la gestión procurando mellar el apoyo popular a esa voluntad y este rumbo.
    Bueno sería que nos aclararan los comedidos de siempre, cómo es que el gobierno alimentaría lo que lo perjudica, cómo es que drácula Moreno anda remarcando precios o la Garré asesinando nenitos o desvalijando bancos.
    Cierto es que la experiencia histórica argentina nos enseña que jamás hubo inflación ni, menos que menos, delitos violentos. Jamás, hasta ahora, obvio.

  15. Unfor

    Hay momentos en que hay que ir al “si mismos”. Dejar un poco la política de lado y… introspección. Así, como si se estuviera por un tiempo en el desierto, sin más.
    Muchachos opositores, les espera al menos 5 años más de esto que no pueden digerir.
    Están jugando con el resentimiento y cuando se afirma, es difícil volver del allío. El veneno es de fabricación propia por más que se eche la culpa al afuera. 5 años más de veneno puede tener consecuencias más que jodidas. Y esto va sin ninguna ironía.

  16. pepe

    “Ellas estuvieron animadas por un fuerte sentimiento antipolítico, que tiene todos los motivos bien a la vista”

    ja! quien decia eso en el mismo 2001? muy pocos.

  17. ¡Sí!… quiero salir. ¡¡Socorro!! ¿Cómo vine a parar aquí?

  18. Elbosnio

    El periodo K es un periodo de un fuerte viento de cola pero que ha sido frenado por unos energumenos, los K.
    Con ese diagnostico, en el que los K le han ocasionado una gran perdida de potencial a esta oportunidad, como deberia imaginar uno la evolucion del pais con este viento de cola y un verdadero estadista a la cabeza?
    – Con la evolucion actual crecimos al 8%. casi como China, que es el #1. Como creceriamos? Al 12%? Al menos 10% (sino el daño de los K no justificaria el odio).
    – Hoy bajamos la desocupacion del 24% al 8%. Sin el super freno K estaria donde? en 1%? En 4%? De 24 a 8 y de 24 a 4 la diferencia no merece el mote de dictador destructivo. Diria que estariamos en el 2% de desocupacion.
    – La inflacion estaria en 0%. Quizas podriamos aceptar 4%.
    – la inversion que hoy es del 23% del PIB, podriamos decir que estaria en el 30% del PIB. Sino mas. Ya que los K ahuyentan a los inversores y combaten la seguridad juridica elemental para invertir.
    No menciono la evolucion de la educacion, la salud, la inseguridad, la justicia, y demas rubros donde la mejora tambien deberia haber sido muy superior.

    Una evolucion en estos 8 años tanto mejor que la que tuvimos como para justificar que los K son unos saboteadores de un periodo de bonanza sin igual, nos llevaria a una evolucion que posiblemente figurase en el guiness planetario.
    Una evolucion 20% superior a la que tuvimos, en casi todos los rubros, no lleva a sobresalir con respecto al lider mundial e historico en cada uno de esos rubros.

    Objetivo menor para un pais que tiene a Maradonna y tuvo a Gardel.
    Y todo esta a la mano de la proxima eleccion. Con el voto correcto, Dios es Argentino.

    • fd latino

      En qué te basas para decir todo eso? Con todo respeto… en qué canal dan esa peli? O es una de función privada? La mejor parte es la desocupación 1 o quizás cero…
      Yo vi una peli donde había sobreocupación, sí, había un 7% de sobreocupación y nadie desempleado. Ni te cuento porque te digo el final…
      También tengo otra de cowboys…

    • TUA

      Gardel decia:
      “Yo me siento muy feliz y satisfecho con el homenaje del pueblo”

      Y Maradona (agrego): “SEGUILA MAMANDO!…”

  19. Unfor

    Nadie, pero NADIE hubiera hecho el quite de la deuda. Para mi, punto y aparte.
    Ah, los “viejitos estafados”, eran el final de una cadena de especuladores con lo peor con que se puede especular.
    Levante la mano quien compraria bonos supeditados al hambre de Biafra.
    Perdon si les suena exagerado a los que vienen con permanentes exageraciones de envenenados que estan, nomas

  20. Fede muy bueno el hallazgo y claro, compartirlo.
    Rinconete, colosal. Lo de la ensalada verde en Palermo Sensible es genial. Oliva y “acheto”? … me meo.
    Y Felipe decía: “Haga lo que haga este gobierno los Franciscos se van a quejar/indignar siempre por la distancia que nos separa de Suecia (es decir un ideal).” Pero tampoco Suecia sería tan magnífica después de un tiempo. Te aseguro que es fantástico todo a la distancia, luego te acercás y se ven los desajustes, los desarreglos, los granitos, los lunares, las arrugas, los poros… Y finalmente, Suecia está entre los países con más suicidios, toda una declaración de aburrimiento. con quién se pelearían los Franciscos.
    Entre 2008 y 2009 a cuántos países se le cayeron las medias? Hasta Venezuela se las tuvo que agarrar, porque el petróleo entró en picada, ahora se recuperó ese aspecto.
    A parte de las cuestiones resaltadas por Fede V, apunto lo que dijo en aquel momento Sarlo “…Y, sin embargo, lo que la Argentina necesita, además de dar comida ya mismo a millones de personas, es una larga y trabajosa construcción…” La dirección es una y aún se sigue trabajando en ello. Porque el trabajo no ha terminado ni mucho menos. Y es cierto muchas empresas han crecido en ventas y quizás ganen más pero también es cierto que se ha reducido el empleo en negro, que se está permanentemente buscando maneras de evitar el trabajo indigno. Que la estabilidad laboral es hoy en día un hecho en general. Que se buscan nuevas formas de crear trabajo, que hay un país en construcción y no construido.
    Que la integración latinoamericana es un hecho histórico que hay que sostener. De esto Sarlo no dijo nada. Y que esa cohesión y la creación de la UNASUR ha hecho sostenible cada modelo para la región. Aparte de las enumeradas por los compañeros…
    También hace 7 años que no se subastan campos, esto hace que las empresas del campo no puedan seguir expandiéndose…
    y por supuesto que hay muchas cosas que mejorar, pero desde la construcción es la única forma que conozco que creo que puede funcionar.

  21. Se suele decir que la economía es todo. Que el tiempo K es un subproducto del precio de los commodities. Yo creo que ya mantener la mano firme en el timón para guíar el barco con viento de cola es un gran aporte K. Un gobierno menemista-delarruista hubiera vivido la fiesta sojera: hubiera bajado retenciones, hubiera buscado el dólar que más le conviene al campo (y sólo al campo) y no hubiera hecho nada para proteger la industria. Se hubiera reflotado la idea que regía hasta los 30 de que la industria es un sector subsidiario de la economía que debía responder a la gran rueda maestra que es el campo.

    Por todo esto, yo creo que si Duhalde fue un piloto de tormente… los K vinieron siendo los pilotos del éxito que el país necesita para mantener un rumbo firme que no se quede en ventajas sectoriales de coyuntura…

    No sé, digo…

  22. ezequielmeler

    Incluso ahora, las notas de Sarlo en LN (vg: la novela de la ideología, las dos almas de Néstor Kirchner, Las muchas caras del peronismo, La pesadilla circular, etc.) son de lo mejor que hay en materia de plumas opositoras.

    Acá está el link,
    http://www.pagina12.com.ar/2001/01-12/01-12-23/pag25.htm

    Abrazo,
    EM

  23. Horacio Bazzi

    Viendo el estado de las cosas casi 10 años despues, puede ser que el gorilismo recalcitrante se repita ciclicamente?, puede ser que esta naifa (la Sarlo) se contradiga solo por su “higiene” intelectual no “contaminada” de populismo y que calze en sus impolutos pies rimas de Becker en vez de alpargatas, es que nunca se van a terminar los “NorteAmericos” Ghioldis, Moreaus de Justo y demases, esto lo escribo desde mis simpatias anarquistas que ponian los huevos y la vida, no como la izquierda pacata y cajetilla, pero la verdad que hay que tener no solo un barril, sino un vitreaux mental y visual, para no darse cuenta que Peron fue el primero que dio vuela la taba, y los dos ultimos gobiernos tambien, solo con ver quienes estan del otro lado, basta
    Saluti

  24. Pablo

    Me parece que si toda la oposición tuviese un nivel crítico y reflexivo similar al de Sarlo el gobierno estaría en problemas. Quizás está demás decirlo, pero el gobierno tendría que estar feliz por la oposición “berreta” que le tocó. Beatriz, con sus altos y bajos, es uno de los pocos exponentes de la oposición que muestra cierta capacidad de crítica lejana a la miserabilidad de algunos.

  25. Pingback: Allá lejos – La Radio Mak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s