Elogio de la incomodidad

La marcha era lo esperable, aunque con menos gente de la que suponía. Prácticamente no hubo gente suelta, una marcha de organizaciones, de aparatos. De burocracia militante.  Las otrora imponentes columnas del Polo Obrero sufrieron la merma que conlleva un crecimiento del empleo (tercerizado, formal o directamente en negro) sostenido por varios años. Las columnas de los partidos de izquierda, aunque relativamente magras, tienen al menos hoy un salpicado de trabajadores, de gente con overol, algo que no se conseguía poco tiempo atrás. Pero no fui ahí a contar costillas ajenas. Fui porque creí que había que estar ahí. Otros compañeros, afines y/o militantes kirchneristas también pensaron lo mismo, por suerte. Me crucé con algunos. Pero no tuvimos una columna a la que sumarnos. Como sintetizó bien el compañero l. en Corrientes y Callao: “acá no hay contención política”. Un argumento fácil y tonto le respondería: “no se podía ir, sería provocación.” Mmm. Ahí estaba, por ejemplo, Nuevo Encuentro, con todos sus dirigentes: Sabatella, Raimundi, Vilma Ibarra, Cerruti. ¿Estaban cómodos? ¿Estábamos cómodos? No, fue el reino de la incomodidad. Y está bien, pero había que bancársela. También había una pequeña representación de la FTV, CTA de una y otra lista, Carta Abierta. Hubiéramos tenido que ser más, tendrían que haber estado otras organizaciones, especialmente la juventud. Porque el muerto, el asesinado, era un joven, y hacía política. Muchachos, hay que empezar a definir algunas cosas: ¿Pedraza es nuestro? ¿Bancar al gobierno significa bancar todas sus alianzas coyunturales, hasta sus ramificaciones más indirectas y putrefactas? No, Pedraza representa lo peor. Pedraza no es del palo. Y no hay que bancar todo. Hay que bancar lo esencial, lo que le da sentido al pro-yecto. Y marcar lo que lo desdibuja, lo que lo debilita. El momento de esplendor trotskista va a durar mucho menos que la euforia del reino de asambleas populares. Ese no es el problema. El problema político es no tener cómo decirles algo a los pibes que hoy entran a un mercado laboral que todavía tiene las reglas no escritas (y escritas… también) del neoliberalismo, de la flexibilización laboral. ¿Qué les vamos a decir? “Bueno, mirá, hace unos años vos no tendrías trabajo”. Es cierto, pero eso parece más  un reclamo de viejo rezongón que  una propuesta. Mientras nos enamoramos de la ley de participación en las ganancias para los trabajadores en blanco de grandes empresas, venimos a descubrir que el piso se nos abre por abajo, mucho más abajo…en fin. .Mientras masticamos todo esto, al menos hay que poner mínimamente las cosas en su lugar: los que mataron, presos. Ojo que acá se juega algo más importante que unos votos en el 2011, se juega el margen de acción futura del sindicalismo. Del que sea. Por eso la comodidad obscena de Ramal y Mirtha Legrand hoy al mediodía, como chanchos despotricando contra “el poder de los sindicatos”. Burócratas, agregaba Ramal como si eso marcara alguna diferencia para la Señora o para los televidentes.  Quieren que el River de la CGT se transforme en una cancha de papi fútbol de Moyano. Y no están tan lejos en su objetivo. Esconderse o inventar salidas cómodas para la conciencia kirchnerista, lo acerca todavía más.

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo General

10 Respuestas a “Elogio de la incomodidad

  1. l

    “Es urgente remontar el camino que nos ha llevado al desmantelamiento del ferrocarril, crimen cultural ostensible. Pero es doloroso comprobar que si una muerte ilumina nuevamente esa grave falla de las políticas públicas, asalta nuestra conciencia la idea de que ninguna muerte debería ser necesaria para darnos cuenta de lo que abundantemente se sabe. ¿Qué se espera? ¿Qué esperamos para torcer estos infaustos destinos?”

    de horacio gonzalez

    l.

  2. Coincido con tu mirada sobre la marcha; me encontré con compañeros que estaban “sueltos” circunstancialmente. Cuando preguntaba dónde estaban sus banderas la respuesta era una mueca con hombros levantados… sí, es eso, muchos pensaron que podía ser pa’quilombo.

    Me encantó esto: “¿Qué les vamos a decir? “Bueno, mirá, hace unos años vos no tendrías trabajo”. ”

    Insisto con esa idea: ahí hay un sujeto potencial, en ese 35/40 % de trabjadores informales.
    Los que estaban en la vía el otro día estaban pidiendo por un trabajo con otras reglas distintas a las del neoliberalismo. Y ahí tenemos que estar, sean chinos, troscos o vegetarianos.

    Un saludo.

  3. l

    Yo quiero pensar al margen de las conspiraciones que dicen que esto fue para deslegitimar lo de river o embarrar la discusión por ganancias o tirarle un muerto al gob., yo quiero pensar por fuera de las lógicas recurrentes del PO y Clarín que comparan esto con Kosteki y no se qué, que hablan, que hablan y hablan….se están diciendo demasiadas cosas en poco tiempo, se está sobre politizando el asunto, y sí es cierto, es un crimen politico…pero es mucho pedir, es ingenuo pensar aunque sea solo un instante, en el componente humano, en el componente sensible de esta muerte?
    entre ayer y hoy me agoté con la sobre oferta de teorias, significaciones y acusaciones cruzadas sobre esto, y me refiero a todas las voces, a todos los sectores…pareciera que llegamos a un lugar politico donde solo se piensa y se dice en terminos de un lenguaje del poder, del detrás de escena, la politica de la politica que hace politica con un asesinato de un pibe, de un compañero
    no se, estare confundido y atormentado, pero me da asco hacer politica en este momento con este tema…no quiero escuchar la politización de esto, no quiero escuchar ni a Altamira hablando de luchadores obreros ni a Cristina hablando de como no se reprime ni siquiera en la 125, sé que indefectiblemente esto se politiza, es así, no estaría mal, si no fuera por la poca importancia que en muchos discursos se le da a la persona, al compañero, al pibe Mariano…basta de hojarazca, de nubes canallas de la real politik, de imposturas del dolor, en estos situaciones se luce muchisimo lo precaria que es la politica argentina…

    Las politicas de transporte, la UGOFE, la policia federal, el trabajo flexibilizado, la connivencia sindicato – empresa – estado, todo eso hay que verlo, está bien, pero también da la sensación de tarde, de que las respuestas desde el estado, desde nuestras sociedades politicas, viene despues…bronca

  4. Fede, me pasó tal cual. Fui a la marcha acompañada por –o a acompañar a– mis amigos del PS de Moreno e Ituzaingó. Yo asumí que nosotros, los del Luna Park, íbamos a ir con nuestras banderas, porque si bien era incómoda la marcha, ésta no era en reclamo al Gobierno puntualmente sino que era, o podría haber sido, el “reverso” de las marchas bloomberg. En vez de un reclamo individualista y absurdamente acusador, se trataba de una manifestación a favor de la militancia, de la causa colectiva por excelencia. De la juventud en acción. Y si bien el reclamo es por “más Estado”, eso quiere decir que hay que profundizar el modelo, no que nos oponemos a él.
    Quizás era para quilombo, pero también se podría haber pensado en hacer otro evento, propio. No sé.
    Me sentí, como bien decís, muy incómoda bajo las banderas del PS y de la CTA, pero más incómoda hubiese estado en mi casa.
    Saludos

  5. No puedo agregar nada a lo que vos decís, Faro. Firmo al pie. Un beso

    • Disculpame, Fede. Llegué por un twitter de Florencia y no me dí cuenta de tu post. De acuerdo también con todo lo que vos decís ahí. Abrazos

  6. Nacho

    Fede: De la marcha comparto, yo hubiera ido pero por laburo no pude, aunque no se si daba ir con todas las banderas para no provocar. Aunque los troskos lo hagan cuando nosotros hacemos nuestros actos, me acuerdo del 24 de marzo con las viejas hablando y los troskos por un costado gritando. Pena me da la utilización que están haciendo. Que quieren, llegar al 2%? No tienen nada, si para aparecer Altamira en TN tiene que usar un pibe de 23 años muerto no tienen nada. Y qué hacemos Pedraza? La pregunta es si desde el Estado hay algo por hacer, intervenimos el sindicato?. Cada sindicato tiene su elección, nos guste o no, y ahí es donde hay que disputar, pero tengamos presente que los límites son estos, hoy no podemos sacar a Pedraza, a Barrionuevo, o a Cavalieri. Como no podemos tenemos que ver otras opciones, otros modos de enfrentar al poder en Argentina con un pueblo que sigue estando a la derecha del kirchnerismo. No por 15 o 16 dirigentes vamos a comernos el verso de la burocracia sindical, o preguntemosle a la CTA que onda la burocracia?. Hay que defender este proceso avanzando, los troskos no van a aceptar nada porque para ellos es guerra a muerte, con lo cual ir para atrás es inconducente.
    Un abrazo

    • fedevazquez

      Los troscos están afuera del mapa. No es con ellos la cosa, está claro. ¿se puede intervenir un sindicato en Argentina? La verdad no sé, pero creo que la situación permitía el experimento. Porque la recuperación del rol del Estado tiene que pasar por todos lados. Y parte de eso es controlar áreas de disputa que producto del éxito del gobierno volvieron a ser relevantes. Una son los sindicatos. ¿Esto va a frenar o impulsar las corrientes de izquierda que empezaron a germinar desde hace un tiempo? ¿El Estado no va a “regular” ese conflicto? Y si no lo hace, me temo que este pibe no va a ser el último. Hay un dato preocupante y es que Moyano fue el que tuvo mejores reflejos políticos con el asesinato (reunión con los tercerizados, poniéndose de su lado), y era el que tenía todo en contra para hacer esa movida. Al gobierno lo veo más perdido, más dubitativo, sin brújula ideológica ni pragmática.

  7. Victor

    Creo que hay Fede dos cosas muy fuertes para pensar y sobre todo para hacerse cargo. #findelainocencia.

    Todas esas boludeces que se decían de la CGT (mientras la CGT discute participación en los salarios, la CTA se pelea en una elección, por ejemplo) van a tener que pasar por el filtro de lo del miércoles. Porque la CGT, que gracias a Dios banca a Kirchner, tiene en su interior “estas cositas” que son irremediablemente intragables.

    Otra cosa es la discusión con la Juventud. Por qué no marchó la Campora? Por qué no se hizo cargo que ese pibe muerto es también nuestro compañero? Por qué su comunicado de prensa fue mucho más moderado que el de la Juventud Sindical? Existe un déficit ahí. Un déficit de la mirada sobre la política, la historia y el país.
    Un tema para discutir seriamente, pero no por acá, sin dudas.

    Saludos

    • fedevazquez

      Víctor, no creo que estén tan separadas las dos discusiones. Al contrario, una te lleva a la otra, necesariamente, y más si no queremos hacer un debate de “analistas” y buscamos que lo que decimos y hacemos tenga alguna consecuencia política. Eso sí, el debate no me interesa plantearlo en términos personales, o de orgas, etc, para eso cada uno tendrá su ámbito, sus formas, etc. Pero como espacio, como referencia política más amplia, es válido preguntarse por qué no se pudo estar ahí, que límites muestra eso, si es parte de un ciclo de maduración o inmaduración política, y para hacerse esas preguntas, y buscar opiniones, debatir, putearse un poco, y para hacer eso la verdad no veo mucho lugares además de los blogs. Ojalá no fuera así…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s