Archivo mensual: septiembre 2010

el sol y las manos y Banco Para Todos

Te pueden editar, te pueden zocalear, te pueden hacer mil tapas. Ya no importa tanto: hay un efecto de libertad en la política y la dirigencia. Por cuestiones de coyuntura por ahora sólo rompieron las cadenas los dirigentes oficialistas. Es cuestión de tiempo para el resto.

Pero hay otro efecto demostración de esta democratización, es eso de que no se puede tapar el sol con las manos: los diarios de hoy no pueden si no tener notas “neutras” a la medida de Marco del Pont (candidata de este blog para la Ciudad) sobre cajas de ahorro universales. Algo parecido a cuando salió con la AUH.  ¿Una boludez? No, aunque no termine con el hambre. Es un poco el enfoque que pedíamos unos post abajo, con el ejemplo de los celulares. Las elecciones de 2011 se ganan con políticas más que con ingeniería electoral. Y tienen que golpear, hacer vibrar, conmover a todo la sociedad, en todos sus fragmentos. Abajo, arriba y en el medio. ¿Motochorros te asaltan en la puerta del banco? Bueno, la Coalición Cívica propone una Ley de la Nación para que los bancos pongan un molinete más y un sistema-re-moderno para que los celus no funcionen en la sucursal. El gobierno te democratiza la bancarización. Y a no despistarse: en una economía tan informalizada como la nuestra, ese acceso a un lugar para guardar la guita y tener una tarjeta de debito es para más de un sector.

Hace una exactamente una semana entré en un Banco Francés para preguntar si podía abrir una caja de ahorro (elegí ese porque lo tenía a una cuadra de mi casa, el Nación me queda lejos).

Me atienden en un box, una chica muy bien vestida:

-Si, mirá quiero abrir una caja de ahorro.

-Ah bueno, traeme últimos 3 recibos de sueldo…

-Eh, no trabajo en relación de dependencia…soy monotributista.

-Ah…y qué categoría.

-Y la más baja, pasa que mucho de mi trabajo es en negro, soy músico y…

-Ah, no, necesitamos que por lo menos tengas categoría 3.

-Pero no quiero tarjeta de crédito ni nada, sólo una caja de ahorro.

-Si, no, pero necesitamos que ganes al menos xxx para tener seguridad de que…

-Ok. Y para saber nomás, cuanto sale el servicio?

-55 pesos, pero no vamos a poder ayudarte.

-No, claro.

En una semana me voy al mismo banco con mi DNI gastado.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo General

dos notazas

cuando el Página viene magro, cuando Clarín se pone ilegible de tanta opereta a flor de piel, nos queda La Nación. La tribuna de doctrina viene teniendo dos juegos paralelos.  Por un lado suelta a los perros con rabia y sin bozal en las editoriales, para que echen espuma tranquilos y mantener, así,  la línea política histórica del diario. Pero a la vez juega fino en las notas de la redacción, dónde el estilo periodístico (en extinción) es cuidado y la información le da pelea a la operación.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1305894 (sobre por qué Moyano es lucha de clases y combate en serio la herencia de los 90)

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1306263 (sobre atisbos de racionalidad política en el corazón kirchnerista y por qué el triunfo en 2011 debe tener un gran sustrato material)

Deja un comentario

Archivado bajo General

Por derechos más que por derecha

La onda es ver qué onda de acá hasta octubre de 2011. ¿no? Ahí Gerardo comenta sobre los que escribió Luciano y Artemio. ¿El gobierno tiene que crecer por derecha? Yo no sé si los citados lo plantean exactamente así, pero es una de las lecturas posibles, y los pedidos posibles. La podemos emprolijar, diciendo “crecer por dentro del peronismo”, en contraposición a crecer “por las clases medias”, algo más a tono con lo que viene postando Artemio, creo. Otros sostienen que en las grandes ciudades, dónde se perdió feo el año pasado, hay que ir hacia fórmulas progresistas. Creo que las dos posturas comparten un error, y es pensar a la sociedad argentina como duramente fragmentada en espacios ideológicos-sociales, o de referencia cultural muy definida. Algo que es más rémora parcial y caracterización forzada que otra cosa. El gobierno tuvo una lectura pos 28 de junio que parecía delirante, pero que fue mejor que la de todos los blogueros juntos: Perdimos por no haber profundizado. Ahora, esa profundización no remitió a un imaginario de “izquierda” ni a uno “peronista”, no al menos en sentido puro, ni tampoco en sentido de caminos contradictorios, como algunos siguen mal interpretando. Profundizar fue profundizar las dos líneas conceptuales que le dieron al kirchnerismo su marca desde 2003: autonomía de las corporaciones (más poder para el Estado) y distribución del ingreso (más plata en la calle). La Ley de Medios -por ejemplo- tuvo distintas efectividades políticas, para distintos públicos: una cultural que sirvió para “volver a enamorar” a sectores medios progresistas, una política para demostrar poder de fuego frente a una oposición que se creyó que se comía la cancha después de las legislativas y una económica al debilitar a uno de los principales grupos del país. Algo parecido pasó con la AUH. Su alcance no fue sólo -aunque sí principalmente- en los sectores sociales que perciben hoy el beneficio, si no también en el imaginario general: un gobierno que busca “reparar” el daño social. ¿Eso es ir por izquierda, eso es peronismo, eso es de derecha? Que se yo, supongo que tiene un poco de todo. Pero es central advertir la naturaleza de esas medidas: su efectividad política. Múltiple, profunda, de largo alcance, transformadora.

¿Por dónde seguir entonces? ¿Qué pedirle al gobierno? Ahora parece que se viene lo de la participación de las ganancias de las empresas, entre otras cosas. Ahí tengo algunas dudas, no por la justicia del proyecto, si, en cambio, por su efectividad política. Puede ser una buena forma de meter ruido en los sindicatos barrionuevistas, tal vez. Pero es una medida con alto conflicto político-empresarial que repercutirá solamente en los asalariados que ya cuentan con los mejores convenios colectivos y una protección social extendida. or lo que no parece que pueda sumar, políticamente, algo que no esté ya sumado. Y -fijensé- que estamos hablando de una medida que tributa indefectiblemente en la tradición peronista y sindical. Lo cual muestra que se puede ser “elitista” desde cualquier tribuna. Yo privilegiaría hacer populismo explícito en los que están hundidos  o con la soga al cuello y dónde, paradojicamente, la referencia cultural con el peronismo y/o el gobierno es menos sólida, porque hace mucho que se volvió humo.

Un amigo mío, Antonio Boyadjian, músico recientemente hiperpolitizado, mandó unos interesantes mails a casillas de correo de funcionarios nacionales. El pedido probablemente no prospere, pero para mí es el sendero exacto por dónde construir de cara al 2011. Con su permiso transcribo:

Hola Zannini, me permito brevemente expresarte lo siguiente, que espero pueda ser de interés:

Mi nombre es Antonio y soy músico. Adhiero y defiendo con efervescencia la gestion actual de gobierno siempre que puedo, aunque no milito en ninguna agrupación. Descuento la inevitable gran distancia que habrá entre lo que sucede en la calle y Olivos, y me pregunto cuanta conciencia hay en un lugar tan alto como el que ocupan uds, de algunas cosas que ocurren mas abajo. A raiz de esto se me ocurrió la delirante idea de enviarte un mail comentandote en primera persona un punto de vista que tengo respecto un tema muy concreto.

TELEFONíA CELULAR:
El teléfono celular es usado practicamente por toda la población, las tarífas son extremadamente altas, no guardan ninguna relación con otros servicios masivos ni por asomo (un mensajito de texto cuesta $0.50, lo que equivalen al consumo eléctrico de un dia entero en mi casa, o mas de 20 minutos de teléfono de línea).
Es la principal causa de reclamos a todas las entidades de consumidores y es comentario típico en la calle entre la gente, lo abusivo que es lo que estan cobrando. A la gente de menos recursos que no puede tener un plan fijo le resulta aun mas caro con el sistema prepago.
Despues del regalito con moño que será para las telefónicas la baja de FiberTel, sería bueno que el gobierno regule los precios de la telefonía celular y aplique una baja tarifaria bien marcada.

Sería una medida extremadamente popular en sectores medios y bajos, compensaría en gran medida la sensación masiva de que han beneficiado a las telefonicas pos-fiber y por sobre todo sería una medida mas que justa..”


19 comentarios

Archivado bajo General

CFKargentina para todos

En general somos críticos, pero en lo particular estamos contentos. Más allá de algunas incomprensibles tácticas de dudosa cobranza, el gobierno sigue en el rumbo pos 28 de junio: profundización y aprendizaje. Uno de los últimos pequeños aciertos es el muy, pero muy buen twitteo de la compañera presidenta (y futura candidata). Al costadito de este humilde blog  -no lo vi agregado en otros blogs aún- tienen los últimos twitter de CFK.

Hasta ahora los temas que tocó fueron novedosos e interesantes (inauguración de obras en el interior, saludos directos con otros presidentes sudamericanos, saludos personales a comunidades religiosas, etc). Usó la cuenta para “comunicar” en primera persona temas que no ameritan una cadena nacional, pero que dan noción de una gestión activa y diversificada.

Hubo varios tweets sobre la salud de Néstor. Ahí se mostró que Twitter permite más frescura que otros formatos: a su marido en público le dice Kirchner, en Twitter le dijo Néstor. El último sobre el episodio médico, mostró que algo de gravedad hubo, porque hubo alivio. “Gracias, gracias, gracias” puso ni bien dejaron la clínica.

La última serie, nuevita, es emocionante. Cristina publica que conoció a uno de los chicos de la Noche de los Lápices. Claudio de Acha. (Aunque obivamente yo no lo conocí, es para mi una de esas caras que se me volvieron familiares casi desde chico. Hay caras de desaparecidos que uno recuerda más que otras, ¿no?. Para mi esta es una. Varias veces la pegamos y recortamos para actos y escribimos su nombre en volantes y cosas por el estilo, como hoy seguro estuvieron haciendo los pibes de los secundarios.) En esta última serie Cristina cuenta que se ella lo conoció a Claudio en el living de su casa de La Plata y ya después, lamentablemente, como parte de un muro en Israel que evoca a los desaparecidos judios. “Militante, peronista, jóven y además judío. Demasiado para la Argentina de esos tiempos”, escribe.

Por ahora tiene 68.000 no sé si es mucho o poco, me parece que no importa. Los diarios, radios y tv debieron incorporar este lugar de producción de discurso. Que además tiene una particularidad: la “letra de molde” no queda, esta vez, en poder de ser editada por ningún grupo monopólico. Lo que se escribe es lo que aparece. Como en tantas otras cosas, el kirchnerismo le sube el piso al resto: Cristina hace su tweet, o por lo menos lo dicta textual, y deja al de Gaby Michetti como el de una nena con problemas de acné.

1 comentario

Archivado bajo General

Luna Park: Los que están, los que faltan

No pude entrar al Luna, pero ahí estuvimos. Mucha gente, mucho entusiasmo. Cristina nombrando a los referentes juveniles varias veces, como invitándolos a que terminen de asumir ese rol. Fue raro, también, porque no fue ni una demostración para “afuera” ni para “adentro”, aunque tuvo un poco de ambas. Quiero decir: el acto fue poner sobre la mesa la construcción de estos últimos tiempos, y sobre todo desde el 2008 hasta acá. El acto fue para los que estábamos en el acto. ¿Ché, se armó algo, nomás? Y sí, algo se armó. Con sus límites, son sus deudas, con su endeblez, lógicamente. El kirchnerismo es responsable de muchas cosas desde el 2003 hasta hoy. Pero la organización política, la generación de herramientas participativas, no había sido una de ellas. El gobierno tejió, desde 2003, una alianza con estructuras previamente movilizadas y/o organizadas, como el movimiento obrero y los movimientos sociales. Pero no fue, él mismo, un generador de organización política. La permitió, a veces hasta la alentó, pero se sintió más cómodo “negociando” espacios, recursos y poderes con formas organizativas no encuadradas. Tal vez porque el ADN del matrimonio está signado por ser gestión, por ser gobierno, por ser Estado, más que movimiento, partido, etc. Pero el gobierno aprende, insistimos siempre. La gran derrota fue el invierno de 2008 y no tanto 2009 (se pierde primero en las calles, se pierde consenso social y después se pierden elecciones). El gobierno jugó en esa coyuntura no positiva a una movilización caótica, desarticulada y microclimática para vencer a una marea de “sentido común”. Y aún peor, lo hizo sin contar con tropa propia. Buscó activar de repente a una militancia raleada e inorgánica en su mayoría. No alcanzó, obviamente.

Lo de ayer tampoco alcanza. Pero es un paso. Un intento al menos. El kirchnerismo pone unas bazas en la construcción de un actor político que durante años estuvo ausente de la escena nacional. Ausente como colectivo político. En los noventa -fue mi caso- hubo una participación en defensa de la escuela pública y en el tema de los derechos humanos muy fuerte por parte de los que éramos sub-20. Los HIJOS y los hijos, digamos. Pero estábamos lejos, muy lejos, de actuar con un horizonte político. Hoy también hay muchos chicos movilizados en las escuelas. La pregunta sería: ¿El Luna Park y las “tomas” son dos fenómenos divergentes, contradictorios incluso? Más allá que ese enemigo principal que siempre es el trotskismo esté hoy conduciendo buena parte de eso. ¿Los pibes dieron vuelta ese mandato que-se-vayan-todos del 2001, o todavía estamos dentro de esa referencia, dónde la única participación política válida es la del “reclamo” sin pertenencia política explícita? Las posibilidades de expansión del Luna Park se miden en la respuesta a preguntas como ésa.

Ahora, humildemente, hay que ganar legitimidad social y política. Construir un actor como la juventud es diferente a organizar otros estamentos. Un sindicato, por ejemplo, mide su efectividad en base a las conquistas para sus afiliados. Puede tener o no (hoy por hoy, más no) legitimidad social más allá de su lugar de acción concreto. Pero el éxito en ese espacio reducido lo es todo. Si consigue aumento, si consigue que la obra social funcione, crece. Le guste o no le guste al resto. Poner de pie a un actor juvenil supone otras cosas. Otras dificultades: tener una palabra, tener una convocatoria, tener cierta “frescura”, digamos. Y tener también reivindicaciones. Hinchar las pelotas. Demandar audacias. Hace poco, nos juntamos en Córdoba más de dos mil compañeros convocados por el Concejo Federal de Juventud. La gran mayoría seguro que estuvo también en el acto de ayer. Y ahí, en esas jornadas, se empezaron a discutir cuestiones concretas. La idea de una agenda propia. Que nos contenga y que nos impulse. Porque hay que “bancar” pero también hay que no bancarse nada. ¿Vamos por todo? Vamos por todo.

1 comentario

Archivado bajo General

Los arcos

El taxista pregunta, “¿doblamos acá, en Los Arcos?“. Antes que pueda decir que sí, o que no, o “como te parezca”, el tipo remata: “si, de paso, querés ponerle una bomba, yo no te voy a parar…“. Era tarde, como para desalentar cualquier militancia, más una frente a la árida matriz ideológica tachera. Era, además, domingo. Pero fue mucho, “ponerle una bomba”, epa viejo, frenemos ahí. Después somos nosotros los setentistas.

O sea que mucho el gobierno no te gusta, no?” dije, tratando de reconducir la charla hacia un lugar menos bélico.

No, bah, que se yo, mafias, inseguridad, viste?

Si. Pero ¿no te parece que estamos mejor que..?

¿Que el 2001?, ni hablar. Este tipo (el objeto de la invitación al atentado terrorista, al que señala como si todavía estuviera dentro del Sanatorio. Aunque ya había salido unas horas antes.) levantó el país. Yo te digo como es: los primeros dos, tres, años fueron espectaculares. Pasa que viste, ahora salís y te matan y Moyano que te maneja todo, es una mafia.

Mmm..see, pero, mirá, a mi me pasa que veo lo que hay enfrente y veo a los que nos hundieron…

Ah, no si. ¿Pero vos te pensás que soy un boludo?. ¿Ricardito Alfonsín?¿Carrió?, eso es peor, no los voto ni loco“.

No, no, yo tampoco. Y para mafias, ¿lo de Duahlde no te parece más mafioso todavía?“, dije, apelando a recursos de baja estofa, pero bue, no hay muchas herramientas contra casos como estos.

No, si, todos, todos. Pero viste, te tendrían que cuidar y te matan en la calle, los hospitales, las escuelas un desastre…

Si, el tema es que a mi me parece que aún con todo lo malo, venimos remontando, en algunas cosas más en otras menos, y lo que hay enfrente, si llegan al gobierno, van a destruir lo poco que se armó. ¿no te parece?

Si, si, la economía está bien -sintetizó bruscamente- pero estos quieren toda para ellos. Tienen toda la guita y quieren también que los diarios sean de ellos, se quieren agarrar Clarín y al resto también. Y otra cosa que no me gusta es que le dan plata a la gente: que le den laburo“.

Ya en el último tramo del camino, tuve que optar, no había tiempo para ninguna Ley de Medios Audiovisuales y además, aunque lo tuviera, no sé cómo haría para conectarlo de una manera que no sea un monologo pedante, sin efectos políticos, ni posibilidad de diálogo. Coyuntura entonces.

El tema es que el año que viene hay que votar. Hay cosas del gobierno son una cagada. La seguridad, como decís. Los manejos oscuros, pero yo no voy a hacer la boludez de dejar que los radicales vuelvan con la misma, ni que Macri que no puede gobernar una Ciudad tenga el país. Kirchner o Cristina,  pueden gobernar.

Ah, si totalmente de acuerdo. Yo pienso también eso. Y pienso: ¿quién va a poder con este quilombo? ¿Te imaginas a Moyano haciendo paros?¿Quién lo para?”.

No estoy para nada seguro de nada. Apelar al miedo es de cuarta. El evento “Los Arcos” tal vez instale definitivamente la reelección, al menos como opción. Algo que por acá dijimos y apoyamos hace rato. Pero es indiscutible que el kirchnerismo sobrevive a las operaciones -médicas y de las otras- por ser el único grupo político del país que demuestra gobernabilidad. Esa palabra, su significado, tal vez sea una de las cosas que más ha cambiado en los últimos años. Antes la gobernabilidad eran los mercados y las relaciones con el poder financiera mundial (¿existe todo eso aún?) hoy la gobernabilidad es la calle, la política, el muñequeo de un país que se volvió complejo, enmarañado y parcialmente sublevado. ¿Alcanzará?

12 comentarios

Archivado bajo General

Encontramos con quien discutir

Pego una discusión respetuosa y que creo que interesante con un lector proyectosurense (“inorgánico”). Como el intercambio quedó muy abajo en un post viejo, lo levanto para que lo puedan seguir. El post que originó el debate fue: https://fedevazquez.wordpress.com/2010/08/27/direccion-velocidades-localismo-y-otra-vez-direccion/
Acá las respuestas y contra respuestas:
Inorgánico
“Este planteo está bien si uno compara a Argentina con Brasil, Uruguay (y Chile durante Bachelet). Hasta ahí compartimos (los proyectosurenses), pero nos parece que hoy la divisoria de aguas en la región (y en el tercer mundo en general) son los recursos naturales. En eso Chávez, Morales, Correa tienen políticas que permiten unificarlos dentro de otra corriente, que no por nada se agrupa dentro del ALBA, cosa que Argentina, Brasil, Chile y Uruguay no.

Interesante el debate. Saludos.
PD: vieron las cifras de pobreza que da Artemio Lopez (encuestador k) en su blog, a pesar de la implementación de la asignacion por hijo (mal llamada universal)?”

Respuesta:
fedevazquez
“Inorgánico: Vamos avanzando, acordamos que el gobierno argentino tiene relación con otros procesos regional que no son de derecha, ni el enemigo principal.. Ahora, yendo a la caracterización de “dos izquierdas” por simplificar para entendernos en pocas palabras, ahí la veo difícil. Fijate, por ejemplo, dejás afuera a Brasil de los que defienden sus recursos naturales, cuando petrobras, empresa estatal, dio un salto cualitativo y cuantitativo en sus reservas, ingresos y financiación de programas sociales. Hecho con un discurso menos encendido que el de Chávez, sin dudas, pero cuanto menos con efectividades comparables. También ubicás en otro lugar a Chile que tiene su cobre -una parte, al menos- en manos fiscales y con eso financia buena parte de su estado y, también programas sociales. Acá el discurso es aún menos reivindicativo, pero los morlacos están. Y, por último, Argentina. Cuanto quisiera que el gobierno comenzara, al menos, una discusión sobre la propiedad del petróleo y las reformas constitucionales adyacentes para volverlo posible. Pero, tenés razón, ahí no avanzamos casi nada. Sin embargo, vos hablás de recursos naturales, no de petróleo, y paradojicamente incluís la minería (otro ejemplo de política pública ausente, hoy en manos de gobernadores débiles de provincias periféricas) pero dejás afuera a la producción agrícola proveniente de nuestro recurso natural más extenso, con ingresos más elevados y dónde somos importantísimos productores. No lo digo para ocultar lo otro, que coincidimos debería ser distinto. Pero es central dar cuenta de toda la realidad, no hacer recortes a gusto personal. En Venezuela sería ridículo poner retenciones a la soja, el maíz o cualquier cosa que crezca de la tierra, porque son un importador nato de esos bienes, sí en cambio es central lo que cobren en regalías por su petróleo. Lo inverso para en Argentina, el Estado nacional y con el los programas sociales, tienen una parte financiada por la apropiación de renta que se efectúa sobre el recurso natural por excelencia de nuestro país, que es la tierra y más precisamente la región pampeana. ¿Cómo votó Proyecto Sur en el tema de retenciones? ¿De qué lado queda, entonces, más allá de la retórica que vuela como el viento, dentro de este esquema de posturas regionales?
Saludos.” Sigue leyendo

12 comentarios

Archivado bajo General