Hebe no es Biolcatti, aunque parezca

Llegué tarde, cuando el himno cantado por Teresa Parodi iba acompañando a la gente en la retirada. Un dato: mucha más gente de la que me imaginaba. Rondaba la idea de que la convocatoria de ayer  en Tribunales estaba demás, porque intentaba poner en agenda una cuestión que si en algún momento atrajo a la gente, hoy ya no.  Sin embargo la plaza, incluso sobre el final del acto cuando varias columnas se desparramaban por 9 de julio, estaba llenita. A ojo de buen cubero, diría que un 30% menos que en la anterior. Para los que creemos que la política se tiene que hacer -también- en las calles, es un dato importante.

Como llegué tarde después de los discursos y para colmo me iba a otro lado, caminé rápido, metiéndome entre las columnas, para echar una miradita, ver como estaba el seisieteochismo movilizado. Heterogeneidad, con un componente de clase media, profesional, capitalino, preponderantemente. Aunque varios micros alrededor mostraban un componente organizativo más serio. Así y todo, y con todas las limitaciones del caso, se sigue palpando un sujeto (un sujetito, pongamos) nuevo, o por lo menos una articulación novedosa. Sindicalismo puro y duro con artistas sensibles y tiernos, jóvenes militantes en poses de peronismo explícito al lado de jóvenes no encuadrados, y que parecieran ser parte de una politización televisiva.

Más tarde, en la edición noctámbula de la tv política, hice zapping entre palabras + palabras – y 678. Dos cosas relacionadas, en algún punto: en el primero, una carnicería, dónde el discurso de Hebe fue repetido, analizado, y juzgado hasta el final de la emisión. Está bien, son las reglas del juego. Qué no hubiéramos dicho de este lado si el llamado insurreccional a la toma de la Corte saliera de la boca de Biolcatti. Hay, si, una diferencia sustancial: el poder de quien emite la amenaza. ¿Ah, si lo dice ella está bien y si lo dice otro está mal? Como ése es el nivel argumental de estos momentos, es complicado plantear cualquier cosa. Más complicado si, por ejemplo, Vicky Donda habla de DDHH “recortados”, “usados por este gobierno” entre otras cosas. Y en el mismo programa. Muy complicado. Algo que después, en otro bloque, Beatriz Sarlo dijo igual aunque con mejores recursos de oratoria. Acá se toca con 678.  ¿Qué dijo Beatriz sobre las palabras horribles y antidemocráticas de Hebe? Que su preocupación principal era ver qué decía hoy Página 12 del acto. “El diario que leo todos los días, y dónde por mucho tiempo me sentí representada”. Hay muchos sentimientos que se pueden despertar cuando la que dice eso escribe artículos en tapa en La Nación. Pero la cuestión central que se descubre es que así como el gobierno le fija la agenda al resto de la política -aún en situación de debilidad relativa- la Ley de Medios y 678 parecen seguir fijando la agenda mediática. Directa o indirectamente, hoy los programas políticos de televisión y radio, como también los diarios, parecen no poderse sustraerse a la tentación de hacer análisis del discurso y semiología para principiantes en cada esquina. Con el acto de ayer, no caben dudas que ganaron ellos. En el largo plazo, se verá.

Esto no es una defensa cerrada del formato 678. Al revés, es la advertencia de que los otros tomaron el guante y se aprestan a jugar el mismo juego. Material para la destrucción hay en las dos veredas, pero si “multiplicar es la tarea”, de ese lado tienen una calculadora científica y nosotros palotes. Para no perder hay que volver a cambiar el eje, volver a desorientarlos.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo General

6 Respuestas a “Hebe no es Biolcatti, aunque parezca

  1. horca

    En circunstancias de polarización permanente es difícil que a alguno no se le escape una frasecita fuera de lugar. A De Ángelis le pasaba todo el tiempo, con la salvedad de que sus exabruptos se presentaban como verdades de hombre de pueblo. No hay que dramatizar excesivamente los dichos de Hebe; hay que sacarle el micrófono y listo. Lo importante es que ella no aparezca más como cara visible de la lucha por la ley de medios. Que pague con silencio su desliz. Y en fin, las lágrimas de cocodrilo de Sarlo no merecen el menor comentario. Como esta discusión no se puede ganar, lo que hay que hacer es cambiar de tema, no enrollarse, pegar un volantazo, como decís al final, que deje todo patas arriba. Kirchner sabe generar estos cambios.

  2. El discurso de Hebe fue un gol en contra. Un regalo para el enemigo. Insisto que en estos tiempos está prohibido ser boludo. A alguien se le ocurrió que su discurso debía ser el cierre de uan movilización por causas justísimas. Déjenme pensar que ese alguien cometió una torpeza que debría eximirlo de futuras decisiones. Sin dramas. De la segunda fila también se ve bien.

  3. desvinchado

    Hay que calentar la campaña. Apurar un poco a los federales para que agiten alguna y precipitar el escenario de competencia electoral. No nos conviene estar en la punta si no nos movemos para arriba. Algo antes del verano hay que hacer, para dejarla picando.
    Lo de hebe bueh, esta grande hace rato. Se la quiere ,pero la verdad ya cumplio su cometido.
    Pero no ahy que distraerse de la importante que es ganar el año que viene. Cualquier disputa que no sea electoral nos diluye.

  4. fd

    Punto por punto, esta fue una marcha por la Ley de Medios. Para que se comience a aplicar y a sancionar al que no la cumple.
    Entonces, por ejemplo La Nación argumenta en palabras de Alberto (no Anibal) Fernández que La Corte Suprema es de las mejores cosas que hizo el gobierno y que no se merecen el insulto. Quizás específicamente no, pero lo que los mortales no sabemos es como se resuelve la situación donde cualquier juez desde la Quiaca hasta Tierra del Fuego puede poner una medida cautelar contra esta uy otra ley nacional y retrasar esa medida. No se supone que esa acción la debería determinar un juez federal y no provincial?
    Esto hace que apenas se esté por ejecutar una clausula del reglamento alguien, cualquiera, apele y se retrase su accionar, y así sucesivamente hasta que se acaben los días de nuestra patria… Sencillamente no entiendo. ¿Esto es posible? No habría que sancionar inmediatamente a cada juez que tome un caso similar?
    Seguro tienen alguna otra argucia… mientras el plazo de desinversión de un año aparentemente lo tienen en “stand by” y el cambio en la grilla de canales ha quedado sin efecto. No he escuchado otra medida más a reglamentar… Ambos puntos se refieren a la monopolización de los medios y la información, y por ahora lo único que veo son trabas ayudadas por letrados y jueces del partido de los medios hegemónicos.

    O sea que la derecha ahora dice que el kirchnerismo es tan autodestructivo que ahora destruye lo mejor que hizo…
    En fin… habrá que mantener la paciencia, pero …
    Hubo mucha gente, estuvo bueno, y habló Piumato muy bien, seguro que mucho no salió por ahí… je.
    Creo que tendremosque usar el boca a boca, la movilización en la calle, disponer horas uno y cada uno para comunicar y acabar con ese vacío con aroma a Buenos Aires News que se siente en Capital así como en muchos lugares del interior…
    Que palpen la realidad… No es grave lo de Hebe, no sigamos el barullo, habrá que pensar en como transmitir en menos de un año a la mayor cantidad de gente posible lo que queremos la mayoría…
    En la CTA ganó Michelli tendremos que reflexionar al respecto…

    fd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s