Lunes con sol

Esta muy bien ser críticos del propio espacio, pensar las fisuras y los puntos oscuros, las imbecilidades, las pequeñeces, las incompresibles acciones autodestructivas que muchas veces nos enojan. Nos enojan porque nos importan, y porque queremos que el kirchnerismo sea mejor. Pero, al menos cada tanto, es bueno renovar los votos. ¿Cómo no estar orgulloso de un proceso político que tiene como “gran mancha” la baja credibilidad de las estadísticas oficiales de precios? Vuelvan a leer la frase y piensen en la historia política reciente. Sí, parece ciencia ficción. ¿Es por la negativa? Y si, pero dice mucho. No hagamos la lista de logros  -lo dejamos para los primeros meses del 2011 cuando se venga la campaña- pensemos solamente en la diferencia de agenda pública. Que se haya vuelto un lugar común la defensa del gasto público, es una victoria cultural histórica. Que un gobierno como este, sea corrido más por izquierda que por derecha, también. Que vayamos rumbo a diez años de crecimiento con mejoras sociales, otra más. Que la frase “nuestro norte sea el sur” abandone las páginas amarillas de los libros de Galeano y se incorpore como síntesis de la política exterior, ni hablar.  El barro -obviamente- lo atraviesa todo, lo condimenta en abundancia matizando la poesía de la victoria. Sin embargo,  hace muchos años le escuché decir a Dolina algo que me vuelve como mantra: no se puede juzgar a un artista por una sola obra, por más brillante que sea, pero sí se lo debe juzgar por sus mejores obras. Tuvimos gobiernos de “una sola obra”, como el de Alfonsín con su jucio a las Juntas. Incluso en el de Menem pueden rastrearse “perlas” destellantes, aunque en un océano hiper contaminado. Los dos últimos  gobiernos, en cambio, son los únicos que pueden ser medibles por “sus mejores obras”. La contra está obsesionada por el artista, dice que está loco, que sus motivos frente al lienzo son horribles, que en cualquier momento rompe el cuadro y se entrega al descontrol. Que no se puede confiar en alguien que se levanta con dos whiskys arriba, se prende un faso y arremete con furia contra la hoja en blanco. Desde acá, muy serenamente, le proponemos que abandonen la obsesión por el genio loco, y hagan un recorrido por el museo argentino. Y compare.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo General

4 Respuestas a “Lunes con sol

  1. Uf ezequiel, que te viá decir. Divulgo.

    Ah, y viste la peli “El Artista”? de lo mejor de los últimos años. Se me vino a la cabeza con tu relato, no sé. Pero casi que es una descripción exacta, el protagonista y la oposición.

  2. Realmente excelente vision!

  3. l

    El barro -obviamente- lo atraviesa todo, lo condimenta en abundancia matizando la poesía de la victoria

    Genial esa frase

    l.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s