Volver a enamorar

Por supuesto, cuando un líder alcanza una popularidad del 86 por ciento luego de ocho años de ejercer el poder, las razones que explican el fenómeno son múltiples. Sin embargo, no estamos sólo ante un efecto “carismático”. La prueba es sencilla y contundente: como hemos visto, el mismo líder pasó por niveles muy diversos de aprobación, y hasta momentos con mayor imagen negativa que positiva. En el centro de la cuestión hay que ubicar a la política de gobierno. El gobierno del PT encontró su norte en la profundización de las políticas públicas inclusivas y el desarrollo económico. Esa matriz funcionó como disparador para un reencuentro político entre el presidente y gran parte de la sociedad brasileña. Volver a enamorar no es imposible.”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s