El milagro de la democracia

“¿Cuántos son los senadores?”…uh, ¿y van a hablar todos?, ¡esto no termina más!”. Le escucho decir a mi vecino, por culpa de unas paredes que deberían ser menos finitas. ¿Cuántas jornadas de debate parlamentario nos atornillaron frente a la televisión en estos años? Unas cuantas, por suerte. Otro legado del kirchnerismo (tal vez uno de los más importantes) son estos grandiosos días democráticos, “institucionales”, en el sentido más recargado del término. Mucho más efectivo que una reforma de la lista sábana o cosas por el estilo -que por efecto mágico mejoraría la representación política-, mucho mejor es poner a los diputados y senadores de carne y hueso en la tele a defender algo. Ah, mamita. Si hasta te hace dudar del cupo femenino. Las cosas que aparecen: la pobreza de lenguaje, la ausencia de cualquier lógica argumentativa, el balbuceo de frases huecas… Y también buenas exposiciones, no sólo de los que votaron a favor. No, aún en un tema que define tan abruptamente códigos culturales básicos más que improntas ideológicas, se puede hacer pensar, reflexionar con altura o decir cualquier paparruchada. El milagro de la democracia es que con semejante colectivo político (fue tremendo el inicio del debate con la muestra de disminución de facultades mentales de Negre de Alonso, por poner un ejemplo, aunque la correntina Josefina Meabe ranquea alto también…) no estemos en plena disolución estatal, es asombroso que las Cámaras puedan elaborar textos legibles y legales. Si cuando hay viento a favor, ¡hasta  fijamos doctrina a nivel mundial! Realmente un milagro de la democracia. Algunos cuantos puntos hay que darle al peronismo,  el mejor producto de esta democracia argentina, que aglutina, acarrea voluntades, convierte en adalides de los derechos de minorías a dirigentes con pergaminos más que barrosos, combinando magistralmente convicción con conducción. (nota mental para un futuro post: buscar versiones taquigráficas de Pichetto durante los 90. ¿Siempre fue un genio? Tesis del prejuicio: no,  pero hay que reflexionar sobre los súper poderes k para desmenemizar, desliberalizar, exorcizar conciencias)

Somos un país milagroso, como nuestra democracia.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo General

2 Respuestas a “El milagro de la democracia

  1. Y sí… “a veces la Argentina puede ser un lugar hermoso” (http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/soy/1-1499-2010-07-16.html)

    🙂

  2. Pablo D

    Lo de Meabe fue para grabarlo y volver a verlo una y otra vez, cuando uno está medio aburrido. Rozó lo inverosímil. Ese es el Grupo A. Y esa, en particular, es la encargada, gracias al acuerdo que los famosos 37 opositores hicieron para repartir caramelos, de la comisión de agricultura del Senado -la mujer viene de la Rural, se ve que conoce del tema-.

    La verdad que no coincido en cuanto a las buenas exposiciones de quienes se opusieron a la ley. Yo, particularmente, no encontré ninguna. Estuve todo el debate esperando, en vano, algún razonamiento de tipo jurídico -explicar por que la extensión del matrimonio a la comunidad homosexual sería inconstitucional, ni más ni menos que eso había que hacer- que justificase oponerse a la sanción de la ley.

    En el oficialismo hay muchos tipos que suelen romperla, sea cual sea el tema: Fuentes puntea, destaca por su condición militante, Osuna anda en la misma línea (y en ese rubro la rompe uno de quienes más me gusta del bloque, aunque esta vez votó en contra: José Mayans, quien, siempre lo repito, sea cual sea el tema que se debate, encuentra un lugarcito para meter, a como de lugar, un “no se olviden que Néstor Kirchner salvó al país en 2003”, tiene como una habilidad especial para eso);Filmus y Calcagno tienen muchísima clase; Nicolás Fernández hace excelentes encuadres jurídicos.

    Pichetto -con un pasado algo cuestionable, es cierto, aunque algo nomás, se exagera un poco con su pasado menemista, era apenas diputado- sabe comandar la tropa y hace bien el papel de defensor de la gestión presidencial y el equilibrio que hay que tener en un sistema presidencialista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s