los dos dedos en la nariz

Así, como para ir conteniendo la respiración antes de meterse en el agua. Los días del mundial son para acumular aire antes de la zambullida. Hay que tomar aire, todo el que se pueda, que después viene la prueba de resistencia hasta octubre de 2011. Un añito largo aguantando abajo, sin oportunidad de salir a respirar a la superficie.

Pequeñas buenas noticias: la Ley de Medios avanza, Kirchner empieza a moverse como secretario de la UNASUR, Quebracho es condenado en la justicia.

Pero el punto es que el gobierno esté haciendo cuentitas, políticas y económicas, para salir con todo después del Mundial. Porque para ganar falta, y falta bastante. Falta completar un par de cosas grosas: que la AUH llegue a más (muchos más) pibes y que se actualice, falta que las tres millones de netbooks lleguen a los tres millones de estudiantes, falta que las cooperativas de Argentina Trabaja, arranquen en toda su magnitud, falta que la “exlosión de consumo” sea en LCD, pero también en fideos, ladrillos, acero.

Falta que la sangre llegue al río.

Y para nuestro público blanco, faltan también que se cumplan algunos reclamos históricos, “banderas blancas en nuestro corazón”: INDEC, crédito para la vivienda, acuerdo político (alguno, por arriba, por abajo, por el costado) con la centro izquierda más amplia posible.

PD: Los peronistas paladar negro (aunque a veces se les nota mucho el teñido reciente) ¿dónde están que no salen a bancar al compañero Ishii? Hay que reconocer que se la jugó en el 2005, hay que reconocer que no está en la mejor tradición peronista quedarse con casas que deberían ir derechito al pueblo. Hay que admitir que esos personajes no son una virtud, al menos.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo General

2 Respuestas a “los dos dedos en la nariz

  1. Muy buen post Fede… lo firmo.

    Para mi la onda sería en términos simbólicos sale Aníbal Fernandez (con despedida y honores, claro) y entra el Chivo Rossi (un constructor neto).

    Sale Guille Moreno (sin honores) entra Marcelo Sain.

    Cambió la etapa. Tienen que cambiar los hombres y los estilos.
    Menos discursito, más gestión.
    Menos pelea retórica, más política concretita y al pie.
    Salute

  2. Condenaron a Quebracho. Qué buena noticia, por favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s