1.

¿El “país virtual” no es también el lugar dónde el kirchnerismo eligió dar la pelea política durante estos años? ¿Es un retroceso que la gente valore a sus políticos por su palabra, por su simbolismo, por el debate en el ágora mediática, por su poder de convencimiento? La ley de medios soslayó un tema que merece pensarse: tener medios grandes, que fijen agenda, que marquen la cancha, implica también tener discusiones nacionales, absolutas, donde el taxista, el empresario, el maestro, el desocupado y el pibe de gorrita tengan ante sí las mismas encrucijadas. En los bares de Recoleta y Claypole tienen la misma tele clavada en TN o en canal 7 si hay futbol. La contracara de esa realidad no va a ser la democracia plena de “todas las voces”, con suerte implicará la fragmentación anárquica de emisores y mensajes para nichos de mercado y audiencia. ¿Es eso un avance? Algo de esto también explica por qué en Argentina es posible la recurrencia histórica a paros nacionales mientras que en Brasil sea un hecho aún inédito. En Argentina las cosas se discuten en bloque, en cadena nacional, y eso implica el riesgo de la alienación pero también de la democratización. En Argentina no se puede escapar a la sensación términa política, y en una semana todos terminan siendo expertos en el BCRA. Vayamos a preguntar en un bar de Brasil o Chile por el presidente del Banco Central. No es cuestión de ser cínicos al pedo. La Ley de medios es parte de lo mejor de este gobierno, ésa no es la cuestión. Pero sí es necesario pensar sobre las formas en que las personas se apropian de “lo político”. O sea, tal vez los medios no sean el problema, si no que la gente dejó de constatar la sensación térmica que aparece abajo, a la derecha de la pantalla, con su propia sensación corporal. El problema  es que tener laburo, ganar más, pagar poco por los servicios, poder comprar en Garbarino, no son datos políticos, son datos de la vida privada. La política está en otra parte, deambulando por los estudios de televisión, sin salir. ¿En qué momento pasó esto? ¿En los 90, después del 2001, todavía después? En ese 2001 había que salir a la calle para tener las últimas noticias, porque hasta la tele quedaba atrás de los acontecimientos, hoy inversamente, la vida cotidiana, la vida de las oficinas, empresas, vidrieras,  está separada de lo político. Trascurre en otro tiempo. Cristina es un personaje de la tele, que sólo produce “noticias” (buenas para 678, malas para TN) pero no se vuelve carne nunca. No entra en esa vida cotidiana. El dueño de la parrilla constata todos los días que la clientela de los viernes es generosa, es un buen tipo y les paga un mango más a los mozos -aunque tiene a uno en negro, claro- pero está “harto” del gobierno. La política no entra a su parrilla, está años luz de pensar: “gracias a las medidas pro activas, a los 48.000 millones de reservas, al REPRO, PURE y subsidios a los colectivos que abaratan mi mano de obra, mi negocio es viable, nada que ver con ese otro esquema ajustador del gasto público y restrictivo de la demanda que me había hundido en los 90″. Tal vez sea porque ese latín elitista es lo que recibe como discurso oficial y, claro, no le llega. Tal vez. Si la política no entra a la parrilla estamos en el horno.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo General

6 Respuestas a “1.

  1. Claudio

    Coincido en parte. Obviamente la presidente no va a comprar carne al puesto de la esquina de tu casa para que se haga realidad 🙂 Pero por ejemplo, una buena medida es informar a cada uno de nosotros, en que se invierte la plata, en que se subsidia.
    Me parece muy bien que en los boletos de colectivo, de subte, en las tarifas, quede bien enunciado que estás pagando lo que estás pagando porque el Estado lo está financiando.
    Y cuando en los medios hablás de desfinanciar el Estado, aparte de educación, salud, infraestructura, también estas hablando de esos pequeños hitos cotidianos, como es tomarse un colectivo 🙂

  2. Los otros tampoco la pueden hacer entrar en la vida cotidiana. Están al horno pero no se han dado cuenta aún.
    Saludos

  3. Daniel

    Un cínico diría. Saquen todos los subsidios, eliminen los planes sociales (incluido la asignación universal), paren toda la obra pública, recorten salarios y jubilaciones y paguen la deuda.
    Y listo. En todo caso es parecido a lo que hizo Menem y hoy es un señor de la política.
    ¿La gente? a no que se joda, como siempre.
    Por otra parte, no se, me quede dormido unos añitos y cuando desperté los que querían pagar a cualquier precio ya no quieren y los que no querían pagar lo quieren hacer como sea. Hablando de cinismos….

    • fedevazquez

      Un cínico puede ser, pero desde el gobierno no puede decirse eso. Además, afirmarlo en serio, implica pensar que la culpa recae en la gente. entonces, al cinismo lo completaríamos con resentimiento, malas recetas para hacer política desde los intereses populares. No sé, creo que es preferible hacer introspección y ver dónde está la falla.

  4. fedevazquez

    Totalmente de acuerdo Escriba. Claudio, el tema no pasa tanto, creo, porque el gobierno “informe”, de hecho se la pasa haciendo eso, sino de su efectividad. Un ejemplo que viene al caso de lo que pasó hoy: cuando se anunció cadena nacional pensé, “por fin”. Pero en verdad era una trasmisión más desde un acto protocolar para funcionarios. Ahí está de nuevo el encierro en lo “virtual”. Neustadt en los 80 es una prueba de pase de lo “virtual” a lo “real”, le habló -y convenció- a doña Rosa. Desde ese logro legitimó el desguace estatal. Cristina no encuentra a su doña Rosa. Y, proceso paralelo, las personas no vinculan sus pequeños logros económicos con la política. La ecuación en complicada me parece…

  5. Pingback: Pensar políticamente: (I) No te va a gustar. « Pre-textos. Notas sobre política argentina contemporánea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s